Actualidad Internacional

Caos y violencia en Sri Lanka forzan la renuncia del primer ministro

Caos, violencia y mucha incertidumbre es lo que se vive este fin de semana en Sri Lanka, luego que miles de manifestantes se agolparan y entraran a la fuerza a las residencias oficiales del primer ministro Ranil Wickremesinghe y del presidente Gotabaya Rajapaksa.

La presión social llevó a que Wickremesinghe dimitiera a su cargo y apuesta a un gobierno de unidad nacional. A través de un comunicado el primer ministro aseguró estar dispuesto a aceptar la recomendación de los partidos opositores, que a lo largo de una reunión solicitada por el presidente del Parlamento exigieron no solo su renuncia, sino también la de Rajapaksa a quienes acusan de llevar una mala gestión de la crisis económica que vive el país.

La propuesta de un gobierno de unidad nacional que aglutine a todos los partidos políticos, lo que buscaría es que se evite que Sri Lanka sucumba en el caos mientras se encuentra en la espera de un préstamo que fue solicitado al Fondo Monetario Internacional (FMI), así como también poder lograr acuerdos necesarios para frenar la escasez de combustible y alimentos.

De acuerdo a la oficina ministerial, esta semana debería comenzar la distribución de combustible en toda la isla, de la misma manera informó que el director del Programa Mundial de Alimentos tiene previsto visitar el país esta semana, además de finalizar el informe de sostenibilidad de la deuda para el Fondo Monetario Internacional lo más pronto posible.

Por su parte el parlamentario y miembro del Partido del Congreso Musulmán de Sri-Lanka Rauff Hakeem, hizo énfasis en la petición de exigir la dimisión del presidente y primer ministro por parte de las fuerzas políticas opositoras.

El presidente del Parlamento decidió escribir al presidente y al primer ministro que dimitan debido a la petición abrumadora”, posteó en su cuenta Twitter Hakeem.

Toda esta situación se escapó de las manos, luego que cientos de manifestantes se agolparan en las inmediaciones de las residencias oficiales de del presidente Rajapaksa y del primer ministro de Sri Lanka, a las cuales entraron poco después para exigir sus renuncias.

Se pudo conocer que el mandatario habría abandonado la zona a petición de las fuerzas de seguridad, dado que esta fueron incapaces de poder contener la furia de los manifestantes, todo ello a pesar de las bombas lacrimógenas, según informó el diario Ada Derana.

Asimismo, un portavoz del Hospital Nacional de Colombo afirmó a los medios de comunicación que al menos 12 personas han resultado heridas en estos hechos.

Miles de personas se concentraron este sábado en Colombo, buena parte llegadas desde otras zonas del país isleño, para marcar el tercer mes de protestas continuas para exigir la dimisión de Rajapaksa.

El país se encuentra sumido en una de las peores crisis económicas desde su independencia en 1948, derivada de la merma de divisas de reservas internacionales y de un gran endeudamiento.

La tensión y el descontento aumentó en la isla a finales de marzo, cuando las autoridades impusieron cortes de luz de más de 13 horas, lo que llevó a la población a salir a las calles para pedir la dimisión del Ejecutivo de Sri Lanka.

Desde entonces, centenares de manifestantes se han instalado en las inmediaciones de la Secretaría Presidencial de Colombo y las protestas pacíficas alrededor de la nación isleña se volvieron habituales, mientras las autoridades tratan de llegar a un acuerdo de rescate con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba