Actualidad Internacional

Chávez acusa ex general venezolano de preparar magnicidio

El presidente Hugo Chávez denunció el jueves que un ex general de la Guardia Nacional ha tratado de formar una red dentro de la fuerza armada para asesinarlo.

«Un general retirado de la Guardia Nacional, ese general, anda desde hace varios años trabajando en silencio para matarme», dijo Chávez durante un acto ante militares con motivo del quinto aniversario del fallido golpe de Estado en su contra el 2002.

El gobernante afirmó, sin precisar el nombre del general retirado, que ha tratado de «formar una red en la fuerza armada para matarme» con el apoyo de su hijo que es un capitán activo de la Guardia Nacional.

«El capitán estaba en su puesto de mando allá en Puerto Ayacucho hasta que yo mandé por él, yo mismo, el comandante en jefe, cuando vi la evidencias dije vaya búsquelo tiene que estar preso», acotó.

Chávez sostuvo que el ex general tiene conexiones «con el padre de todos los terroristas de este continente, protegido del gobierno terrorista de los Estados Unidos ahora, liberado por una juez en los Estados Unidos, Luis Posada Carriles».

El presidente dijo que sus organismos de seguridad lograron neutralizar un plan para asesinarlo durante unos actos del 5 de julio; y en una operación en el estado Zulia, en la que habrían participado un jefe policial y un ex policía, e incautaron un fusil, pero no ofreció más detalles.

La denuncia del Chávez coincide con el caso del ex general, Ramón Guillén Dávila, de 64 años, que fue apresado el mes pasado junto con su hijo, el capitán de la Guardia Nacional, Thomas Guillén, de 36 años.

El defensor de los detenidos, Guillermo Heredia, declaró a la AP que el ex general y su hijo fueron imputados por las autoridades militares del delito de «instigación a la rebelión militar».

Chávez dijo, vestido de uniforme militar de faena y con su boina roja, que los comandantes militares de todos los niveles están obligados a «levantar bien alto la bandera con esta consigna: ‘patria, socialismo, o muerte’, sin ambigüedades de ningún tipo».

Sostuvo que si algún oficial se siente incómodo con eso «pues, transmite su baja y vaya hacer otras cosas».

El mandatario recordó la intentona de hace cinco años que lo sacó del gobierno por dos días, y reiteró las críticas contra el gobierno del presidente estadounidense George W. Bush al que acusó de respaldar el fallido golpe del 11 de abril de 2002.

«Hace cinco años, el día de hoy, el primer gobierno que se pronunció apoyando al nuevo gobierno de transición fue el gobierno de los Estados Unidos, claro, si ellos planificaron el golpe… querían convertir a Venezuela de nuevo en prostituta», agregó.

El fallido golpe se desencadenó luego de violentas protestas callejeras que realizaron opositores en la capital en las que murieron 19 personas y varios centenares resultaron heridos de bala.

El gobierno inició el miércoles una serie de actos de conmemoración de la intentona que incluyeron una concentración y una misa en los alrededores del palacio presidencial. Un grupo de simpatizantes del gobierno convocó a una marcha en la capital el viernes para recordar los hechos.

El analista político Alberto Garrido dijo que el gobierno anualmente conmemora la intentona en un esfuerzo por transformar la rebelión en un «evento épico» que resalta la fusión civiles-militares.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba