Actualidad Internacional

Cirugía espacial teledirigida

Científicos, astronautas y médicos esperan que los robots puedan algún día llevar a cabo operaciones quirúrgicas de emergencia en vuelos espaciales.

También se cree que podrían ser utilizados algún día en zonas de desastre en la Tierra, cuando los cirujanos no puedan llegar hasta los heridos.

Durante 10 días, la NASA llevará a cabo el experimento en un quirófano especialmente diseñado a 20 metros bajo la superficie del mar a cinco kilómetros de la costa de Florida, Estados Unidos.

El ambiente submarino del llamado Laboratorio Aquarius reproduce las condiciones de ingravidez en el espacio y es utilizado por la NASA como simulador espacial para entrenamiento.

Cirugía extrema

El Raven y el M7 fueron diseñados por la Universidad de Washington y la empresa SRI International en California respectivamente.

Las pruebas forman parte de las Operaciones para Misiones de Medioambiente Extremo de la NASA (o NEEMO en sus siglas en inglés).

Y el objetivo es que algún día los robots quirúrgicos acompañen a los astronautas en sus misiones a la Luna o Marte.

Durante las pruebas en el Océano Atlántico, un equipo de cirujanos dirigirá a control remoto los brazos de ambos robots desde la superficie.

En esta ocasión los médicos no operarán en pacientes humanos, sino en bloques de caucho.

Los científicos esperan que los brazos robóticos utilicen instrumentos quirúrgicos para llevar a cabo cirugías menores.

En las pruebas intentarán suturar una pieza de caucho y mover piezas de un lugar a otro.

Las instrucciones de los cirujanos a los robots viajarán en una conexión de internet desde Seattle hacia Cayo Largo, Florida.

Y de allí en una conexión especial por cable submarino hacia el quirófano.

Las imágenes de los «pacientes» de caucho viajarán hacia los cirujanos por la misma red en tiempo real.

Intuición

Uno de los cirujanos que estará operando con Raven es el doctor Thomas Lendvay, del Centro Médico Regional de Seattle.

Tal como dijo a la BBC se siente confiado en que el robot logre demostrar sus destrezas como cirujano entrenado.

«Los grados de movimiento que deben llevar a cabo incluyen girar y doblar los instrumentos u objetos», señala el científico.

«Todos los movimientos son intuitivos, es decir si yo muevo mi brazo izquierdo de la izquierda a la derecha, el robot deberá mover el instrumento exactamente de la misma forma».

«Si yo giro la muñeca, el robot también deberá repetir ese movimiento», agrega.

Los científicos esperan que algún día los robots puedan llevar a cabo operaciones quirúrgicas de emergencia si llegara a ocurrir un accidente en una misión espacial tripulada.

Pero también se están estudiando aplicaciones pensadas «con los pies en la Tierra».

Por ejemplo, los robots podrían ser utilizados para operar a soldados o civiles heridos en zonas de guerra o desastre donde los médicos no tienen acceso.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba