Actualidad Internacional

Clinton gana en Pensilvania

La ex primera dama esperaba ganar Pensilvania, aunque con un mayor margen del que se proyecta.

Esta victoria -espera su campaña- le podrá dar el impulso para continuar y convencer a los «superdelegados» de que ella es la candidata que puede ganar en los grandes estados que serán cruciales en noviembre.

Sin sorpresas

Para Obama estos resultados no son una sopresa. No es una coincidencia que decidiera seguir este martes a Indiana, donde se lleva a cabo la siguiente etapa de estas primarias el 6 de mayo.

Hillary tiene raíces en este estado, sus abuelos tienen una casa aquí y también juega el factor de la nostalgia por el gobierno de Bill Clinton donde la economía iba mucho mejor.

«Desde el principio sabíamos que iba a ganar, pero es un triunfo para nosotros que el margen sea menor del esperado», explicó a la BBC un seguidor de Obama.

Efectivamente, la lectura de los resultados varía según la campaña. Para Clinton, «una victoria es una victoria», mientras que para Obama lo importante es que él le ganó mucho terrerno en un estado donde ella era la favorita.

¿Qué pasa ahora?

Obama aventaja a la senadora por 168 delegados, y en Pensilvania están en juego 158, sin contar a los «superdelegados».

Esto quiere decir que ni con una victoria del 100 por ciento la ex primera dama pueda adelantarse en la carrera del voto popular.

La batalla entre Obama y Clinton es tan intensa que ahora los comparan con dos luchadores de boxeo.

Aunque no lo alcance, la campaña de Clinton advirtió que no se piensa dar por vencida ya que Obama tampoco ha logrado el número clave de 2.025 delegados necesarios para ganar la nominación del partido.

Están previstas nueve primarias más antes de que concluya la campaña el 3 de junio. Después de Pensivalnia quedan 408 delegados, sin contar los «superdelegados», lo que significa que si ninguno de los dos se da por vencido, la lucha continuará hasta la Convención Nacional del Partido Demócrata a finales de agosto.

Esto asusta a los dirigentes del partido por el tono que ha tomado la campaña y la mayoría cree que esto sólo puede perjudicarlos a largo plazo.

Los republicanos también opinan que la pelea entre Clinton y Obama está beneficiando a su candidato, John McCain, quien está ahorrando todas sus fuerzas y todo su dinero para la batalla final el 4 de noviembre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba