ActualidadActualidad Internacional

Comprender el enredo del Medio Oriente

La dura manera de interpretar el Islam y la violencia que ejercen los miembros que profesan la fe suní del Estado Islámico(EI) contra los chiitas, mantienen convulsionado al Medio Oriente y al mundo entero, que ven con horror y preocupación lo que allí sucede y las repercusiones que puede tener este grave conflicto.

“Desde los Pirineos a la frontera sur de Kenia, de Pakistán a Finisterre, el proyecto del ‘califato islámico’ se muestra -al menos en las redes sociales- muy ambicioso. Cuentas de Facebook y Twitter de los yihadistas del Estado Islámico han difundido un mapa con los territorios que -en un plan de cinco años-, aspiran a unir al califato que los yihadistas han fundado entre Irak y Siria”, señala un reciente artículo ABC de España, medio que aclara que con el establecimiento del “califato islámico” de Abu Bakr Al Bagdadi, el grupo yihadista cambió su nombre de Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL, ISIS en inglés) a EI, ya que no querían que sus fronteras quedaran comprendidas entre el Tigris y el Éufrates.

Los mapas que ellos distribuyen, como uno que presentamos en este trabajo, muestran como buscan unificar bajo la misma bandera negra a todos los países de mayoría musulmana. Para
2020, los voceros en Internet del EI planean ‘recuperar’ España y Portugal, gobernados por los árabes durante varios siglos con el califato del Al Ándalus. Pero no son los únicos países europeos que el IE planea tomar bajo su control: también los Balcanes -incluida Grecia, Rumania y Bulgaria– y Austria.

Elie Habalian Dumat, ex gobernador por Venezuela ante la OPEP 2003, quien conoce muy a fondo la realidad delMedio Oriente, habla en exclusiva para Zeta sobre el delicado conflicto.


-Profesor Habalian, ¿cómo nos aproximamos al conflicto actual del Medio Oriente?

-Para aproximarnos a los diferentes conflictos del Medio Oriente -no es uno solo, aclara- es indispensable el análisis de su evolución histórica hasta llegar a su realidad actual. La religión, las sectas religiosas, las etnias, el petróleo y la renta petrolera son las categorías principales alrededor de las cuales se desarrollan dos proyectos geopolíticos regionales islámicos no-árabes, el proyecto-nación de Israel, el proyecto-nación de los kurdos, los intereses políticos, geopolíticos y económicos de varios actores internacionales (la Unión Europea, Rusia, China, etc.), y la agenda global de Washington. Esto, sin olvidar, las estrategias políticas y geopolíticas de importantes actores árabes comoArabia Saudita, Egipto y Qatar, los cuales buscan impulsar un nuevo proyecto árabe-islámico-sunita.

-¿Cuáles son los dos proyectos geopolíticos regionales islámicos no-árabes?

-El primero emana de Ankara y el segundo, de Teherán. Ambos buscan ejercer en el Medio Oriente un rol hegemónico total o parcial. La plataforma de lanzamiento de los dos proyectos es el Islam; sunita en el caso deTurquía y chiita, en el caso de Irán. El conflicto de intereses entre ambos se remonta a la segunda mitad del siglo XV.

-A propósito de Turquía –prosigue el experto-, después de la conquista de Constantinopla en 1453, los turcos otomanos lograron en sólo un siglo la consolidación de un extenso Imperio tricontinental. Una vez conquistada la ciudad de El Cairo en 1517, la sede del Califato nominal abasí fue trasladada a Estambul convirtiendo al Sultán en el Califa real de todos los musulmanes sunitas del mundo. En pleno desmembramiento del Imperio Otomano, elgeneral Mustafá Kemal Atatürk logró, a duras penas, salvar el territorio de la madre patria, declarar la República de Turquía en 1923 y abolir el califato en 1924. A partir de entonces, los turcos se han debatido entre la modernidad laica europeísta y el Islam y sus alcances en el mundo musulmán, particularmente, el Medio Oriente. Durante las dos últimas décadas, los islamistas han ganado mucho terreno. Erdogán, el nuevo hombre fuerte de Turquía, ha venido construyendo un proyecto político y geopolítico “neo-otomano”, con la vista puesta en el Medio Orientedonde tiene un importante aliado como es la Hermandad Musulmana.


-¿Y cuál es el proyecto de Irán?

-En cuanto a Irán, la dinastía safaví de origen azerí, la cual gobernó Persia desde 1501 hasta 1722, fue capaz de resistir la avalancha turco-otomana e impedir la conquista y la anexión de Irán como una provincia más del Imperio Turco Otomano. La conversión forzosa al chiismo duodecimano de casi todos los habitantes de Irán fue una herramienta mágica de los gobernantes safavíes, cuya incidencia estratégica fue más trascendente que las armas de guerra. Inmunizados los iraníes con su chiismo frente a la mayoría suní que los rodea por el Este y por el Oeste, lograron llegar a la segunda mitad del siglo XX dispuestos a reanudar su proyecto hegemónico. Al fracasar el Shah Reza Pahlavi en la conducción de dicho proyecto, una revolución abanderada por el clero chiita iraní, con el liderazgo de Khomeini, asumió en 1979 la conducción del proyecto-nación con una formidable fuerza arrolladora. A partir de entonces, y a través de la exportación de la revolución, este proyecto, con el uso de la abundante renta petrolera, ha pretendido ejercer la hegemonía total o parcial en el Medio Oriente.

-¿En qué consiste el proyectonación de Israel?

-El proyecto-nación de Israel tiene sus orígenes en el Primer Congreso Sionista Mundial celebrado en 1897 enSuiza. Allí se aprobó un ambicioso programa político con el objetivo siguiente: “el sionismo busca establecer para el pueblo judío un hogar seguro pública y jurídicamente en Eretz Israel”.

-La promesa hecha en 1917 por Balfour, el canciller del Reino Unido, de ver con buenos ojos el establecimiento enPalestina de un hogar nacional para los judíos, el fortalecimiento del sentimiento y la conciencia judía y la promoción de asentamientos de judíos en Palestina, fueron estrategias del movimiento sionista mundial que desembocaron el 14 de mayo de 1948 en la declaración del Estado de Israel. Desde entonces y en medio de un incesante conflicto, los palestinos han perdido territorio frente al expansionismo del Estado de Israel, el cual, junto a los Estados Unidos, impide la formalización de un Estado palestino soberano en Cisjordania y la franja de Gaza.


-Profesor Habalian, como ha mencionado los términos de sunismo y chiismo, háblenos un poco sobre estas dos corrientes antagónicas del Islam.

-En realidad -apunta-, existen pocas diferencias religiosas entre el sunismo y el chiismo. La esencia de su antagonismo es producto de la cuestión del ejercicio del poder en la nación islámica. La controversia entre ambos radica en la elección del sucesor del profeta, el cual es llamado Califa por los sunitas, mientras que los chiitas lo llaman Imam. Los chiitas creen que la comunidad islámica supranacional sólo puede ser dirigida por gente de “la Casa del Profeta”, que en la práctica no es más que sucesión hereditaria. El Califa, en el sunismo, solo tiene que ser un musulmán, entre otras virtudes, leal, destacado y apto para ejercer el cargo. También, ambas corrientes se oponen en lo referente a la naturaleza de la función del sucesor, ya que para los chiitas, el Imam (el descendiente delProfeta) no sólo es “sucesor” en calidad de autoridad política, sino también, como guía y juez religioso.

-¿Cómo explica usted el súbito impacto del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL e ISIS, sus abreviatura en castellano e inglés) y la reciente declaración del Califato?

-La teoría de Khomeini del Gobierno Islámico resuelve el problema de cómo la comunidad islámica puede ser gobernada hasta la llegada de Al-Mahdí, el duodécimo Imam oculto desde el año 874. Desde la fundación de laRepublica Islámica de Irán, esta teoría legitimó a Khomeini y a sus sucesores, a ejercer el poder como autoridad religiosa y a establecer un Gobierno Islámico por medio de una autoridad derivada de Dios, la cual se transmite a través del Imam oculto. En otras palabras, desde hace más de tres décadas, funciona en Irán un Imamato, una especie de Califato chiita, el cual, a pesar de la resistencia sunita, ha avanzado en su proyecto hegemónico, sobreIrak, el Líbano, Gaza, Bahréin, Yemén y por último, Siria. Todos son países árabes, en los cuales el sunismo ha retrocedido antes el proyecto-nación de Irán y sus aliados heterodoxos como los alawitas de Siria, padeciendo la discriminación, la opresión, la represión, la destrucción, el desplazamiento forzoso y la muerte.


-Ante la falta de un proyecto árabe-islámico-sunita diseñado y ejecutado en forma estratégica y ordenada por parte de países como Arabia Saudita y Egipto, por ejemplo, y que confronte con éxito el proyecto iraní y el proyecto turco“neo-otomano”, surgió un fenómeno político-islámico-sunita compuesto por árabes y no-árabes, punitivo y muy violento y medieval en sus procedimientos. Cuenta con el apoyo en Irak y Siria, de sunitas discriminados, oprimidos, reprimidos y perseguidos por los regímenes de Bagdad y Damasco; y de algunos residuos del nacionalismo árabe como aliados. Recientemente, logró asestarle un duro golpe al eje Teherán-Bagdad-Damasco-Beirut (Irán-Irak-Siria-Líbano), interrumpiéndole su territorialidad al ocupar el Oeste y una parte del Norte de Irak, así como el Estede Siria. La declaración del Califato fue, en primer lugar, una especie de respuesta al Imamato chiita de Teherán, y en segundo lugar, como un desafío a la comunidad internacional por su fracaso en ponerle freno al proyecto hegemónico de Irán.

-¿Cuál perspectiva ve usted a este peligroso escenario? ¿Qué debe hacer la comunidad internacional para evitar que esta situación desemboque en un caos en la región?

-En el corto plazo -continúa Habalian-, no veo el final de esta caótica situación. Por el contrario, se espera más violencia y mayor caos, ya que las causas de los distintos conflictos se mantienen intactas. Ahora bien, la comunidad internacional no puede cruzarse de brazos. Tiene que dedicarse a resolver el conflicto palestino-israelí dándole cumplimiento a las resoluciones de la ONU y promover la creación de un Estado palestino con soberanía plena. ElConsejo de Seguridad debe tomar las medidas necesarias para detener la guerra civil en Siria. La comunidad internacional debe presionar por un gobierno en Irak de unidad nacional que incluya a árabes y kurdos, musulmanes sunitas y chiitas, y cristianos. Entre otras, todas estas iniciativas son indispensables para lograr la paz basada en la tolerancia, pero todas toman tiempo; por lo que hay que proceder sin demora. No obstante, ante cualquier intento de“limpieza” étnica o religiosa o de violaciones masivas de derechos humanos, se debe actuar inmediatamente para proteger las vidas de personas y grupos inocentes y vulnerables.

Un experto en la materia


Elie Habalian Dumat
 nació en Alepo Siria y emigró a Venezuela en 1967. Egresó de la Universidad de Carabobo como ingeniero mecánico en 1975. Fue profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Carabobo (1977-2002).Habalian Dumat resultó electo presidente de la Federación de Entidades y Asociaciones Árabes de Venezuela (1999-2002) y gobernador por Venezuela ante la OPEP (2003). Su trayectoria y vínculo con las naciones árabes lo convierte en un profundo conocedor de todo lo relativo al Medio Oriente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba