Actualidad Internacional

Propuesta de Gobierno de transición para Venezuela sigue sumando apoyos

A pesar de que Nicolás Maduro rechazó de plano la propuesta formulada este martes por Estados Unidos para establecer un Gobierno de transición en Venezuela, el anuncio ha sido bien recibido por más de 50 países y actores de la esfera política internacional que día a día manifiestan su respaldo e interés con respecto al plan.

Es el caso de la Unión Europea (UE), que consideró este viernes que la propuesta de Estados Unidos para una «transición democrática» en Venezuela va encaminada a lograr una salida pacífica a la crisis que vive el país, mediante «un camino negociado hacia un Gobierno democrático«.

«La UE toma nota positiva del marco de transición democrática para Venezuela propuesto por Estados Unidos», indicó el alto representante comunitario para la Política Exterior, Josep Borrell, en una declaración en nombre de los Veintisiete.

La UE insistió en que la solución a la situación que vive el país «tiene que ser liderada y estar en manos del pueblo de Venezuela«, algo que consideró «fundamental para que el proceso de transición sea inclusivo y sea conducido por los actores políticos venezolanos, de los que el pueblo espera madurez y generosidad«.

Así, la UE insta a todas las partes en Venezuela a «anteponer los intereses de la nación a cualquier otra consideración» y a «implicarse en un proceso de negociación creíble, representativo y serio«, como el facilitado por Noruega.

Borrell hizo hincapié en que Venezuela, como el resto del mundo, se enfrenta a «desafíos sin precedentes con la pandemia de coronavirus«, que puede causar un «impacto humano devastador en un país que afronta «una situación económica, social y humanitaria ya grave«.

«Ha llegado el momento de que todos los actores en Venezuela se unan y encuentren una manera unida de hacer frente a la emergencia del coronavirus, por el beneficio del pueblo venezolano»

dijo el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell

Posición germana

El Gobierno de la canciller Ángela Merkel en Alemania apoyó el plan presentado por el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, resaltando que ambas partes deben prepararse para efectuar elecciones presidenciales y parlamentarias, al tiempo que reafirmó su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

España atenta

Y a pesar de la difícil situación que vive España por la pandemia del coronavirus, ese país se mantiene pendiente del conflicto venezolano. En un comunicado del ministerio de Asuntos Exteriores, señala que el Gobierno de Pedro Sánchez ha «examinado con interés» la propuesta de Estados Unidos, pero insiste en su apoyo a una negociación entre venezolanos.

El despacho que dirige la ministra Arancha González Laya detalla en la nota que «España, al igual que sus socios de la Unión Europea y del Grupo Internacional de Contacto, ha venido apoyando una solución negociada, dirigida por los propios venezolanos, que permita una salida de la crisis mediante la celebración de elecciones presidenciales y legislativas con plenas garantías democráticas«.

Para la Cancillería española, el impacto «potencialmente devastador» que la pandemia del covid-19 puede tener en la ya muy deteriorada situación económica y social en Venezuela, «demanda de todos los actores un especial esfuerzo de unidad, generosidad y solidaridad«.

Por ello, «llama a todos los actores venezolanos e internacionales a comprometerse genuinamente con una negociación que permita enfrentar adecuadamente la pandemia y situar a Venezuela en la senda de regreso a la democracia y la prosperidad mediante la celebración de elecciones con garantías«.

El presidente (e), Juan Guaidó, señaló este jueves que había que mantuvo una conversación con la ministra González Laya acerca del plan para conformar un Consejo de Estado para la transición en Venezuela

Apoyo británico y luso

Desde el Reino Unido, el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, dio la bienvenida a la propuesta de Pompeo, manifestando que «los venezolanos han sufrido lo suficiente y enfrentan una profunda crisis por el coronavirus. Todos los partidos deben unirse para una solución política, y hacer realidad unas nuevas elecciones presidenciales«.

En cuanto a Portugal, una de las casi 60 naciones que reconocen como legítimo presidente a Juan Guaidó, se refirió al anuncio de Pompeo, manifestando su «satisfacción» por el Plan de Transición Democrática propuesto por Estados Unidos a Venezuela, con el objetivo de preparar las elecciones presidenciales.

A través del Ministerio de Asuntos Exteriores luso, el Gobierno comandado por António Costa considera que la solución presentada por Washington «está en línea con la posición siempre mantenida por el Gobierno portugués, de privilegiar una solución política, inclusiva y pacífica a la situación en Venezuela«.

En este sentido, hacen un llamado a «todos los actores políticos venezolanos a considerar, con un sentido de estado y responsabilidad, el Plan de Transición Democrática«, además de pedir a la comunidad internacional «que continúe desarrollando todos los esfuerzos que conduzcan a un solución pacífica«.

Buena pro de Austria, Georgia y Países Bajos

En Austria, su canciller, Sebastian Kurz, también acogió con beneplácito el plan presentado por Estados Unidos, considerando que la situación venezolana «requiere un gobierno de unidad nacional» e hizo un llamado a que los actores políticos trabajen juntos para mitigar la crisis del covid-19 y allanen el camino para «elecciones libres y justas».

Entretanto, el ministro de Relaciones Exteriores de la República de Georgia, David Zalkaliani, manifestó que su país acoge con beneplácito la propuesta estadounidense, que incluyan elecciones justas y libres tanto presidenciales como legislativas, al tiempo que defienden al pueblo venezolano «en su lucha por la democracia».

Asimismo, el ministro de Relaciones Exteriores de los Países Bajos, Stef Blok, apuntó en su cuenta de Twitter la posición oficial de su país: «La crisis política y humanitaria en Venezuela solo se puede detener mediante la restauración de la democracia. Las elecciones presidenciales libres y justas son clave. El Reino de los Países Bajos acoge con satisfacción la propuesta del secretario de Estado Mike Pompeo de establecer un Gobierno de transición de unidad nacional para este fin».

Otras naciones del viejo continente que se han expresado favorables al plan son Croacia, Letonia, Lituania y Macedonia del Norte.

Pulgar arriba de la OEA

Mientras, la Organización de Estados Americanos (OEA) dio su espaldarazo al plan presentado por el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, y lo calificó como «válido» para salir de la administración de Nicolás Maduro.

En un comunicado, la Secretaría General de la entidad que preside Luis Almagro, considera «que el plan presentado constituye una propuesta válida de solución para salir de la dictadura usurpadora y recobrar la democracia en el país», al tiempo que reiteran que será fundamental el apoyo de la comuninidad interamericana e internacional que sirva de apoyo «para remediar la dramática situación humanitaria del pueblo venezolano» .

El comunicado de la OEA respalda el plan presentado por el Departamento de Estado, que «merece el apoyo de todos aquellos que bregamos por elecciones libres y transparentes en Venezuela, de acuerdo a los estándares de la Carta Democrática Interamericana, y con observación internacional, incluyendo la OEA«.

Grupo de Lima se pronuncia

No se quedó atrás el Grupo de Lima, la instancia multilateral que promueve una solución al conflicto venezolano. El organismo manifestó su apoyo a la propuesta de Juan Guaidó para que se constituya «un Gobierno de Emergencia Nacional que incluya a todos los sectores políticos y sociales» en el país, además de expresar su «aprecio» por «la importante propuesta» de la Administración de Estados Unidos para «la formación de un Gobierno de Transición» y resaltó que coincide «con el objetivo del Grupo de Lima de garantizar el retorno a la democracia en Venezuela».

El comunicado, firmado por los Gobiernos de Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y de Venezuela, en referencia al gobierno de Juan Guaidó, reiteró su «compromiso para contribuir al retorno de la democracia y el Estado de derecho en Venezuela» y reiteró su llamamiento para que «la comunidad internacional envíe un mensaje claro e inequívoco de poner fin a la crisis que padece el pueblo venezolano, la que se ha visto agravada estas semanas con la pandemia del covid-19».

Además reafirmó su «convicción de que son los propios venezolanos quienes deben liderar el retorno a la democracia«, aunque señaló que «dada la grave crisis urge el acompañamiento internacional para encontrar una salida pacífica en esa dirección«.

Canadá con Guaidó

La nación norteamericana apoya el plan de «transición democrática» presentado por Estados Unidos para Venezuela, aunque el ministro canadiense de Asuntos Exteriores, François-Philippe Champagne, declaró que su país sigue apoyando «con firmeza» a Juan Guaidó.

«Somos buenos amigos de Juan Guaidó. Apoyamos con firmeza a Guaidó. Hemos dicho desde el principio que estamos comprometidos a apoyar el regreso de la democracia a Venezuela y que los venezolanos tienen que dirigir ese regreso a la democracia«, explicó el ministro canadiense.

«Vemos la propuesta de Estados Unidos como una señal positiva porque de alguna forma se alinea con el objetivo del Grupo de Lima, que es apoyar el regreso de la democracia en Venezuela con unas elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y transparentes«, añadió.

Respaldo suramericano

En la región, Colombia estiman que el nuevo plan de Estados Unidos para la democracia en Venezuela, va en la línea con las propuestas del Grupo de Lima, sobre la urgencia de avanzar hacia una solución política, pacífica y liderada por los propios venezolanos.

En un comunicado hecho público por la Cancillería colombiana apuntan que el Gobierno de Iván Duque «reitera su convicción de que el restablecimiento pleno de la democracia en Venezuela solo se logrará mediante la celebración de elecciones presidenciales libres, justas y creíbles; en un proceso que incluya  la designación de un Consejo Nacional Electoral independiente, un Tribunal Supremo imparcial, apoyo y observación internacionales, la plena libertad de prensa y la participación política de todos los venezolanos, sin excepciones».

Asimismo, manifiestan que ha llegado el momento de enviar un mensaje «claro e inequívoco» a los venezolanos sobre la urgente necesidad de poner fin a la crisis «que los ha condenado».

Por otra parte, el Gobierno de Brasil también suscribe el plan presentado por Estados Unidos y «expresa su coincidencia con los objetivos de la propuesta y la apoya como instrumento para el restablecimiento de la democracia en Venezuela«, según un comunicado hecho público este miércoles por la cancillería brasileña.

La nación amazónica considera que «la salida de Nicolás Maduro es una condición inicial para el proceso, una vez que carece de cualquier legitimidad para ser parte en una transición auténtica».

Según el Gobierno que preside Jair Bolsonaro, la renuncia «concomitante del dictador Nicolás Maduro y del presidente encargado Juan Guaidó, así como el establecimiento de un Consejo de Estado, elegido por la legítima Asamblea Nacional y con el mandato de organizar elecciones libres y justas bajo observación internacional, constituirían importantes pasos en dirección a una solución definitiva a la crisis«.

Igual tono mantiene el Ejecutivo de Ecuador, quien a través de una nota de la Cancillería resalta que la propuesta es «una oportunidad para impulsar unas elecciones libres y justas, objetivo ampliamente compartido en la comunidad internacional«.

«Al final del camino, la elección de un nuevo presidente de la República y de una Asamblea Nacional permitirán a Venezuela recobrar la legitimidad democrática bajo un Gobierno que surja de las urnas«, añade la nota de Cancillería ecuatoriana.

También el Gobierno interino de la presidenta Jeanine Áñez en Bolivia saludó la iniciativa y recalcó que «la conformación de un Gobierno de Emergencia a través de un Consejo de Estado, es una vía óptima para lograr la reconciliación nacional y la protección de los derechos de los ciudadanos venezolanos«. 

Moscú la rechaza

Distinta posición tiene la administración de Vladímir Putin en Rusia, que calificó este jueves de «burla» el plan de transición de Estados Unidos para solucionar la crisis en Venezuela, cuando lo que se debe hacer es ayudarlo a superar la catástrofe humanitaria.

«Como una burla, Washington ha anunciado una improvisación en forma de plan de arreglo con la condición de constituir en Venezuela una especie de Gobierno de transición «, dijo la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.

Según la diplomática rusa, Moscú «considera que en primer lugar hay que pensar en el pueblo de Venezuela y en cómo ayudar a este país a salir de esta catástrofe humanitaria«.

Para Rusia hay grupos políticos en una serie de países que «intentan aprovechar la difícil situación que hay en el mundo y, en particular, la situación epidemiológica en Venezuela para alcanzar sus objetivos políticos«, y añadió que algunas fuerzas políticas en Occidente no descartan la idea de un golpe de Estado para derrocar a Maduro.

«Rechazamos el bloqueo de la ayuda a Caracas por los mecanismos del Fondo Monetario Internacional. Condenamos la emisión en Estados Unidos de la orden de busca y captura contra el jefe de Estado soberano basada en su falsa acusación de narcotráfico«, finalizó Zajárova.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar