Actualidad Internacional

Con la expectativa del mundo, EE. UU. vota para elegir a su próximo presidente

Llegó la hora 0 de unos comicios que captan la atención de todo el planeta. Desde temprano, millones de estadounidenses son protagonistas de una jornada histórica, que ha transcurrido sin mayores incidencias, en la que el país escoge a su próximo presidente para los próximos cuatro años, un día que empezó con el candidato demócrata, Joe Biden, visitando a la tumba de su hijo Beau, muerto a los 46 años debido a un tumor cerebral, mientras que el actual presidente y aspirante a la reelección, el republicano Donald Trump, dio una entrevista a la cadena Fox News, en la que se mostró confiado de su victoria.

Los centros electorales abrieron de manera escalonada a lo largo de la geografía estadounidense, tomando en cuenta los nueve husos horarios que existen el país.

Los tempraneros

A la puerta de un instituto en la localidad de Arlington (Virginia), que funciona como centro electoral, unas dos decenas de personas hicieron fila durante media hora antes de que comenzaran oficialmente los comicios.

«Buenos días, buenos días«, fue saludando uno de los trabajadores del centro electoral a cada persona que entraba. Uno de ellos, Roger Holtz, era el tercero en la fila y, cuando por fin se abrieron las puertas, aceleró el paso para ejercer su «responsabilidad» con las futuras generaciones, especialmente sus hijos y nietos.

«Mientras nos dejen votar, yo tengo intención de votar a cada oportunidad que tenga. Y se lo recomiendo a todo el mundo en la faz de la Tierra porque estamos enfrentándonos a unos tiempos muy difíciles, para nosotros y para el planeta. Si no lo cuidamos, nuestros hijos y nietos van a tener que hacerlo. Y realmente ellos deberían poder vivir en un mundo mejor«, observó Holtz.

Electores esperan para votar en la ciudad de San Luis / Foto: EFE

Biden sosegado

En cuanto a los candidatos, el exvicepresidente de Estados Unidos y abanderado demócrata, Joe Biden, comenzó el martes con una visita a la tumba de su hijo Beau, muerto a los 46 años debido a un tumor cerebral.

En una fría mañana, Biden y su esposa, Jill, hicieron también una parada en la iglesia de Saint Joseph, en el valle de Brandywine, la iglesia a la que suele asistir a misa los domingos cuando se encuentra en su casa de Wilmington (Delaware). A la pareja la acompañaban sus nietas Finnegan y Natalie.

La muerte de Beau, que siendo el fiscal general de Delaware decidió irse de voluntario un año a la guerra de Irak, es un hecho que ha marcado a Biden, según recuerda a menudo el candidato presidencial demócrata en sus mítines y entrevistas. El hijo de Biden murió en 2015 de un cáncer cerebral.

Biden tiene previsto pasar el resto de la jornada en Pennsylvania, para luego regresar a su casa de Wilmington a esperar los resultados de las elecciones.

Trump optimista

Por su parte, distinto fue el inicio de la jornada para quien busca permanecer cuatro años más en la Casa Blanca. Trump hizo una última aparición electoral la mañana de este martes de manera telefónica en el espacio ‘Fox & Friends’ de la cadena Fox News, oportunidad que aprovechó para asegurar que ganará los estados clave de Texas, Florida, Pennsylvania, Arizona y Carolina del Norte, que, según estimó, le darán la victoria, al reunir 306 votos electorales, lo que sobrepasaría los 270 necesarios para obtener la Presidencia de Estados Unidos.

En cualquier caso, Trump abrió el paraguas al apuntar que si Biden gana no podrá evitar que el ala de extrema izquierda de su partido se haga cargo del poder. «Joe va a tener dificultades, no podrá manejarlos«, dijo Trump, refiriéndose al senador Bernie Sanders y los representantes Alexandria Ocasio-Cortez e Ilhan Omar.

Trump esperará el resultados de las votaciones en la Casa Blanca, junto con su familia y miembros de su equipo de campaña.

Las damas

Entretanto, la primera dama de EE.UU., Melania Trump, votó este martes en Palm Beach, la ciudad del sureste de Florida a la que ella y su esposo, trasladaron su residencia particular en 2019.

Melania, con un vestido estampado sin mangas y el pelo recogido en un moño bajo, no dijo, como sí hizo su esposo cuando votó por adelantado en Palm Beach, por quién votó en el Centro de Recreación Morton y Barbara Mandel.

Mientras, está previsto que Jill Biden, esposa de Joe, esté durante la jornada electoral en la zona de Tampa (costa oeste de Florida), que forma parte del corredor I-4, una autopista que cruza el centro de Florida de costa a costa y es considerada vital para ganar las elecciones en este estado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba