Actualidad Internacional

Conozca lo más destacado de la toma de posesión de López Obrador en México

Andrés Manuel López Obrador (Amlo), el primer izquierdista en asumir las riendas de la presidencia de México, inició su mandado de seis años este sábado en medio del clamor popular de poco más de la mitad de la población que votó por él (53%), pero con el escepticismo del resto de la población y de los empresarios.

En el acto de investidura que se realizó en el Congreso Nacional, obtuvo además con la aprobación internacional, tras contar con la presencia de delegaciones de más de 50 países, entre los cuales se encontraron el rey de España, Felipe VI, y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, así como dignatarios de Centroamérica, Suramérica y representaciones de gobiernos y organizaciones del resto de los continentes.

Por cierto, se cumplieron las previsiones que había respecto de la visita del presidente venezolano, Nicolás Maduro. El bolivariano, quien no estuvo en el acto en el Congreso, recibió, como estaba previsto, la protesta de los diputados de la derecha, quienes desplegaron una pancarta en rechazo a su presencia.

Enorme desafío: contra el neoliberalismo y la corrupción

Tal como había manifestado en su campaña electoral, en su primer discurso tras recibir la banda presidencial Amlo propinó fuertes palabras, y prometió luchar, contra el neoliberalismo y la corrupción, la impunidad y la inseguridad. Al tiempo que anunció costosas medidas sociales en beneficio de las clases más desfavorecidas.

“La magnitud del reto es descomunal, analizó la agencia EFE, por los graves problemas que arrastra México con un 43 % de la población en situación de pobreza a lo que se une un sistema de corrupción público y privado que atenaza el crecimiento y desarrollo del país.

El nuevo Mandatario, quien inició su mandato dando ejemplo de austeridad al trasladarse en su propio vehículo y sin grandes despliegues de seguridad, afirmó que   «la crisis de México se originó, no solo por el fracaso del modelo neoliberal, aplicado en los últimos 36 años, sino por el predominio de la más inmunda corrupción pública y privada”.

Afirmó que «el principio de neoliberalismo es la corrupción»  y que la corrupción «es la causa principal de la profunda crisis económica y social, de la inseguridad, y de la violencia» en el país que ha dejado unos 30.500 desaparecidos y casi 200.000 muertos en una década.

Ofreció ponerle punto final a la impunidad sin perseguir a nadie, pero en un giro que desató una aguda polémica en las propias filas de su partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) afirmó: «Soy partidario del perdón y la indulgencia, lo fundamental es evitar los delitos del provenir: propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y empecemos de nuevo, que no haya persecución de funcionarios del pasado, y que las autoridades desahoguen en absoluta libertad» las investigaciones abiertas», dijo en su discurso de toma de posesión.

Justicia y equidad

López Obrador anunció que se creará una Comisión de la Verdad para aclarar el caso de los 43 desparecidos Ayotzinapa, Guerrero (sur), desde que fueron atacados por policías la medianoche del 26 de septiembre de 2014.

Para atender a los más pobres, prometió bajar el precio de los combustibles, construir nuevas refinerías de petróleo, otorgar diez millones de becas a estudiantes y crear cien universidades públicas. También contratar 2,3 millones de jóvenes como aprendices remunerados en empresas, aumentar la pensión de adultos mayores al doble y con carácter universal, dar un millón de pensiones por discapacidad y ayudas sociales a las clases más necesitadas y sin intermediarios.

Otras medidas del nuevo gobierno para llevar a cabo sus promesas está un riguroso plan de ahorros, que cuenta con acciones como: bajar los sueldos de los altos funcionarios, empezando por el del Presidente, que percibirá el 40 % menos que su antecesor, Enrique Peña Nieto; reducir 50% de los gastos en publicidad oficial y eliminar las flotillas de aviones y otros vehículos oficiales, así como vender el avión presidencial.

En ese sentido, propuso, además, reformar el artículo 108 de la Constitución para eliminar la impunidad y los fueros de altos funcionarios y permitir que el Presidente pueda ser juzgado como «cualquier ciudadano».

En cuanto al tema ecológico, planteó evitar afectaciones al medio ambiente, instaurar un plan de reforestación y prohibir el ‘fracking’ y los alimentos transgénicos.

Para atacar la inseguridad propuso crear una Guardia Nacional, encabezada por militares, con pleno respeto a los derechos humanos.

En política exterior, reiteró la política de no intervención y autodeterminación de los pueblos.

Los análisis de prensa afirman que el nuevo Presidente no ha hecho una estimación del costo de todos estos programas ni de dónde sacará el dinero, teniendo en cuenta que ha prometido no subir los impuestos ni aumentar la deuda del país.

De allí el rechazo que provocó su discurso entre el empresariado y sus opositores.  El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, afirmó que este primer discurso un saldo negativo por sus expresiones “polarizantes, ideología retrógrada y reversa a reformas energética y educativa». Aunque afirmó que entre «lo bueno» del mensaje, que desgranó a lo largo de casi una hora y media muchas propuestas de Gobierno, está el «respeto» al emisor central, el «no endeudamiento del país» y la no subida de impuestos.

Por su parte, el multimillonario mexicano Carlos Slim, considerado uno de los hombres más ricos del mudo, presente en la ceremonia de investidura en la Cámara de Diputados, dijo tras el evento que atender «los rezagos» como propone López Obrador es un reto del político pero también de toda la sociedad. Interrogado sobre las palabras de Amlo contra el neoliberalismo afirmó: «Yo creo que más bien lo que está planteando es que algunas cosas como la corrupción han sido un freno al desarrollo y es un factor que hay que resolver».

Pero el nuevo Presidente, quien fue el primero en recibir el bastón de mando de parte de los pueblos indígenas de su país, a quienes prometió atender también sin distingo de ninguna clase,  cuenta con una alta aprobación. Aproximadamente 67% de la población aprueba su Gobierno, la cual le manifestó su confianza con la euforia de quienes lo acompañaron ayer en El Zócalo, la mayoría de las clases menos favorecidas, más los buenos augurios de muchas personalidades de su país, entre los cuales se cuentan los ex presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón, ex candidatos presidenciales. Así como representantes de los otros partidos políticos, e intelectuales y artistas como el cineasta Alfonso Cuarón le desearon éxito en su mandato.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar