Actualidad Internacional

Conozca por qué hay preocupación ante el avance neofascista en el mundo

Parafraseando al filósofo Carl Marx, un fantasma recorre al mundo, pero esta vez no es el del comunismo, sino el del fascismo, el de la ultraderecha, de acuerdo con los resultados de no pocos procesos electorales en Europa y el continente americanos.

Analistas advierten que hace algunas décadas atrás, un candidato de un país que tuviera una imagen “dura y de matón” no podía aspirar a hacerse con la Presidencia. Pero, hoy en día mensajes de línea dura, de ultraderecha y totalmente conservadoras, a lo que se suman mensajes racistas, machistas, homófobas y xenófobas, parecer ser la clave para obtener el triunfo.

Resultado de imagen para avance neofascista en el mundo

El filósofo y politólogo de origen argentino, Marcelo Colussi, analizó que, tanto en Estados Unidos como en Europa, en ciertos sectores hay consternación por el avance electoral de fuerzas con características neofascistas. En los años 90 del siglo XX estas tendencias representaban aproximadamente 10% del electorado. Hoy en día arriban aproximadamente al 25%.

El analista escribió para la televisora persa HispanTv que muchos países ya han optado por gobiernos centrales o parlamentos con una clara tendencia neofascista, profundamente racista y xenófoba. La tendencia parece ir en aumento. ¿Está de moda?, se preguntó.

En Europa

De acuerdo con los avances electorales en el viejo continente en los últimos años, detalló Colussi, en Francia, Marine Le Pen, hija del ultraconservador Jean Marie Le Pen, obtuvo 33 % en la segunda vuelta electoral con un discurso neofascista. En Alemania, país donde constitucionalmente están prohibidos los partidos neonazis, la fuerza ultraderechista Alternativa para Alemania tiene 90 escaños en el parlamento; en Italia gobierna una coalición de extrema derecha encabezada por la xenófoba Liga del Norte, que no oculta su voluntad de separarse del sur “pobre y subdesarrollado”.

Resultado de imagen para Viktor Orbán,

Mientras, en Hungría (ex república de la órbita soviética) el primer ministro Viktor Orbán, de la mano de un partido de extrema derecha y ultranacionalista, ganó dos elecciones, con más del 50 % del electorado. En Polonia, también ex Estado pro soviético, gana una propuesta de extrema derecha con los hermanos Jaroslaw y Lech Kaczyński, dominadores del partido ortodoxo Ley y Justicia. Procesos similares se dan en Croacia, República Checa, Holanda, incluso –para sorpresa y desolación de muchos– en países otrora socialdemócratas y ejemplos de tolerancia y apertura, como Suecia o Finlandia, además de Austria y Dinamarca.

En esa misma tendencia fue la votación en el Reino Unido que le dio el triunfo al Brexit.

La última manifestación de este tipo se dio en Andalucía, España, en los comicios autonómicos de inicios de diciembre, cuando el ultraderechista partido Vox se alzó con 12 escaños del parlamento, que dejó boquiabertos a muchos en la nación ibérica y ya hay quienes adelantan que le puede complicar el gobierno a los socialistas del Psoe y al presidente Pedro Sánchez.

Resultado de imagen para Pedro Sánchez

El “batacazo” como califican dicho resultado, haría que el Psoe se vea obligado  negociar con otras formaciones opositoras de derecha, como el Partido Popular, y de centro, como Ciudadanos, para hacer frente unidos a lo que llaman “la extrema derechas de Vox”, publicó la agencia rusa Sputnik.

Marine Le Pen fue a primera en felicitar a Vox, formación que ya amenazó con que pronto obtendrá escaños en el parlamento catalán.

En el continente americano

Tras la inhabilitación del ex mandatario de Brasil, Luis Inácio Lula Da Silva,  para aspirar a la presidencia por encontrarse preso bajo una acusación de corrupción, hace pocas semanas obtuvo la Primera Magistratura del país amazónico el ultraderechista Jair Bolsonaro, quien no se reservó durante la campaña sus mensajes a favor de la dictadura, homofóbicos, misóginos y discriminadores, y en cuyo gabinete prevalecen hombres, ex militares y conservadores.

Colussi también incluye en esa tendencia al recién electo presidente colombiano Iván Duque, al argentino Mauricio Macri y al chileno Sebastián Piñera. Así como al “ultra ortodoxo de línea dura” de Donald Trump en Estados Unidos.

Tanto en Europa, como en América, estos líderes usan como “chivos expiatorios” a los inmigrantes irregulares, quienes son calificados como “delincuentes”, que le van a quitar trabajos y beneficios a los nativos.

Resultado de imagen para ivan duque y sebastian piñera

 

¿Las causas?

El analista rememora que el nacional-socialismo alemán de entreguerras, que dio origen al fascismo y a la II Guerra Mundial tuvo su origen en la postración y empobrecimiento alemán tras la derrota en la I Guerra Mundial. Que para movilizar al proletariado y a la clase media alemana en un proyecto de reactivación económica, el orgullo alemán se activó con un mensaje   quasi apocalíptico de un líder tremendamente carismático –Adolf Hitler– que pudo conducir ese descontento transformándolo en espíritu bélico y expansionista.

En esa ocasión el “chivo expiatorio” fue la minoría judía, junto a otras que se debían exterminar, como los gitanos, los homosexuales y los comunistas.

Ahora, como en esa ocasión, el rebrote neofascista o neonazi al que se asiste en el Primer Mundo de hoy tiene causas bien concretas. Las causas son materiales, económicas, a lo que se suman, por supuesto, factores psicológico-culturales que retroalimentan las anteriores.

Hay una situación de empobrecimiento que se repite hoy producto de la crisis sistémica del capitalismo, afirma el experto, que se arrastra desde hace una década, con el gran crack financiero del 2008, que no se ha resuelto. A lo que se suma la globalización neoliberal imperante, que hace que muchas grandes empresas multinacionales muevan sus plantas fabriles desde sus países de origen al sur (allí hay mano de obra más barata, sin sindicatos, no se respetan regulaciones medioambientales, ni se pagan impuestos). Todo ello aunado, contribuye a un empobrecimiento creciente de la gran masa trabajadora: el empantamiento del sistema y la pérdida de puestos de trabajo son una bomba de tiempo.

En esa línea discursiva nacionalista y proteccionista se anota el presidente Trump, quien ha emprendido una guerra económica contra China y sus socios europeos, por lo que él considera que son prácticas comerciales que perjudican a la economía y a los trabajadores estadounidenses.

Pero el experto hace una diferencia entre el rebrote de la ultraderecha en los países desarrollados como EEUU y Europa, y el Latinoamericano.

En este último caso, lo atribuye a una “ola ideológica” universal, que complementa perfectamente las políticas neoliberales en curso, y que no parecen estar por extinguirse en lo inmediato. Con la guerra ideológico-cultural que se libra a través de los medios masivos de comunicación la cual ha influido en la prédica pro capitalista, privatista, anti Estado y anticomunista. Lo cual se suma a la caída de los primeros socialismos reales y el fracaso de los progresismos recientes en Latinoamérica (empantanados algunos, o salidos del poder ya a partir de las denuncias –algunas exageradas mediante fake news– de corrupción otros), reflexionó.

¿El peligro?

Además de que las tendencias ultraconservadoras y ultranacionalistas traen como consecuencia que se cierren espacios y se criminalice la protesta, Colussi afirma que el principal peligro, así como sucedió en 1939, es una nueva guerra global, pues ya hay indicios de ello, a pesar de que una conflagración mundial hoy día, con el desarrollo nuclear existente, pondría fin a la especie humana.

Ante ello, la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU, aprobó a mediados de noviembre el borrador de una resolución contra la glorificación del nazismo.

El documento que se vota anualmente en la Asamblea desde 2005, reunió 130 votos a favor, dos en contra (EEUU y Ucrania) y 51 abstenciones, detalló Sputnik.

Los coautores del borrador son Argelia, Angola, Armenia, Bangladés, Bielorrusia, Benín, Bolivia, Burkina Faso, Burundi, Venezuela, Vietnam, Guyana, Guinea, Zimbabue, Kazajistán, China, la República del Congo, Corea del Norte, Costa de Marfil, Cuba, Laos, Malí, Birmania, Níger, Nigeria, Nicaragua, Pakistán, Rusia, Siria, Sudán, Tayikistán, Togo, Uganda, Uzbekistán, la República Centroafricana, Eritrea, Etiopía, Sudáfrica y Sudán del Sur.

En su discurso la representante de EEUU afirmó que el mismo propone «castigar por la libertad de expresión».

De acuerdo con estas referencias y sus antecedentes, no es poca cosa lo que significa el avance que están obteniendo procesos movimientos y partidos ultraconservadores y de derecha en la actualidad.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar