Actualidad Internacional

Continúa carrera electoral en EE.UU. con primarias en New Hampshire

El senador izquierdista Bernie Sanders y el presidente estadounidense, Donald Trump, demostraron el lunes que son los dos líderes políticos que más pasiones levantan con sendas demostraciones de fuerza durante el cierre de campaña de las elecciones primarias en New Hampshire que se llevan a cabo este martes

Sanders, que según diversas encuestas es el favorito para obtener la victoria en la elección demócrata en el estado nororiental, convocó a más de 6.000 personas en Durham para un acto con sabor a elección general en el que le apoyaron la congresista Alexandria Ocasio-Cortez, la actriz Cynthia Nixon («Sex and the City») y el activista Cornel West, y que terminó con un concierto del grupo de rock The Strokes.

El mitin de Sanders triplicó en número de personas a cualquier otro acto de un candidato demócrata durante la campaña en New Hampshire, aunque se quedó corto comparado con el de Trump, que en Manchester reunió a más de 10.000 seguidores.

Trump a la ofensiva

Mientras, en el Partido Republicano también se celebraran primarias, con Donald Trump como principal figura, con el débil contrapeso del exgobernador de Massachusetts, Bill Weld.

Tras semanas de soportar a los candidatos demócratas recorriendo su estado, los «trumpistas» de Nuevo Hampshire pudieron resarciste con una visita de su líder. Centenares de personas aguantaron condiciones climatológicas miserables durante horas para entrar al pabellón, con temperaturas gélidas y una mezcla de lluvia y nieve.

Tras una larga espera, el mitin de Trump duró apenas 57 minutos, uno de los más cortos que se le recuerdan a un presidente que acostumbra a alargarse casi dos horas. «Creo que son todos flojos», dijo el mandatario sobre los candidatos demócratas.

Mientras los demócratas compiten entre ellos para elegir al rival de Trump, el líder republicano busca ampliar su victoria de 2016, empezando por Nuevo Hampshire, estado que aspira a teñir de rojo por primera vez desde el 2000 después de que Hillary Clinton se lo llevase por apenas 2.500 votos.

Trump evidenció en el mitin de este lunes que Nuevo Hampshire es una espina clavada al justificar la victoria de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales de 2016 por unos supuestos «autobuses» llenos de votantes que los demócratas «enviaban desde Massachusetts».

Recuento en Iowa

Mientras, las campañas de los aspirantes presidenciales demócratas Bernie Sanders y Pete Buttigieg pidieron una revisión de los resultados de los caucus de Iowa, celebrados hace una semana, que dieron la victoria por un margen muy ajustado al exalcalde de South Bend (Indiana).

El asesor de la campaña de Sanders, Jeff Weaver, solicitó en un comunicado que se vuelvan a contar los votos en 25 circunscripciones y en tres caucus que tuvieron lugar fuera de Iowa, al considerar que si se corrigen «errores» el senador por Vermont podría obtener un delegado nacional más.

El Partido Demócrata de Iowa anunció este domingo que Buttigieg ganó 14 de los 41 delegados que estaban en juego en los caucus y que son claves para elegir al rival del presidente de EE.UU., Donald Trump, en las elecciones de noviembre.

Según esos resultados, el segundo puesto fue para Sanders, con 12 delegados; que estuvo seguido de la senadora Elizabeth Warren (8), el exvicepresidente Joe Biden (6) y la senadora Amy Klobuchar, con uno.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar