ActualidadActualidad InternacionalDestacado

Copiloto temía perder su licencia de vuelo por mala salud

La investigación alemana de la tragedia aérea de los Alpes, en la que murieron hace una semana 150 personas, trabaja con la hipótesis de que Andreas Lubitz estrelló el avión desesperado ante la posibilidad de perder su licencia de piloto debido a sus problemas médicos.

El popular diario alemán «Bild» publica hoy las declaraciones de un investigador del caso en las que reconoce que las pesquisas apuntan a que éste es el «principal motivo» que llevó a Lubitz a estrellar voluntariamente el Airbus 320 de la compañía alemana de bajo coste Germanwings, filial de Lufthansa, que viajaba entre Barcelona (España) y Düsseldorf (Alemania).

«El principal motivo para nosotros en estos momentos es que Lubitz probablemente tenía miedo a perder su licencia de vuelo por sus problemas de salud», asegura el investigador, que no es identificado.

Así, prosigue el razonamiento, tendría sentido que ocultase a su empresa las bajas médicas que recibía y que visitase distintos médicos en busca de una segunda opinión.

«Bild» informa de que el copiloto del vuelo 4U 9525, un alemán de 27 años, estuvo en «al menos en tres ocasiones» en la clínica universitaria de Düsseldorf entre febrero y marzo de este año.

La Fiscalía federal alemana indicó ayer que el copiloto recibió hace años y durante un largo período tratamiento psicoterapéutico por «tendencias suicidas».

Esto se unía al parón que el joven realizó en 2009 durante su formación como piloto debido a una depresión.

«Bild» publicaba asimismo este domingo que Lubitz estaba siendo tratado por un posible desprendimiento de retina.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba