Actualidad Internacional

Correa asume la presidencia de Ecuador con promesas de cambio

El presidente electo de Ecuador, Rafael Correa, recibió ayer en el pueblo andino de Zumbahua el Bastón de Mando de los indígenas, acompañado por los gobernantes de Bolivia, Evo Morales, y de Venezuela, Hugo Chávez (imagen).

La ceremonia se realizó en quechua y con traducción simultánea al castellano, bajo la mirada de miles de indígenas, que, bajo un fuerte sol, también fueron testigos de una ceremonia ritual de «limpia» a Correa, que asumirá hoy oficialmente la presidencia.

Correa, Chávez y Morales aseguraron que Latinoamérica empieza a liberarse, a caminar hacia el socialismo, y pidieron la participación del pueblo en los procesos de cambio para acabar con el neoliberalismo.

Morales arrancó aplausos del público al mencionar la «lucha antiimperialista y antineoliberal del pueblo cubano y de su comandante, Fidel Castro», a la que dijo que se unieron Chávez, él y ahora Correa. Advirtió, además, que se deben nacionalizar los recursos naturales.

«Antes teníamos democracias, pero subordinadas al imperio. Ahora tenemos democracias liberadoras, que van a liberar a todo el pueblo latinoamericano», aseguró Morales, ataviado con un poncho que le regalaron los indígenas.

Chávez, Fidel y el Alba. Con un atuendo similar, Chávez aseguró que ayer fue un día sagrado para Ecuador y, tras ponderar el gobierno de Fidel Castro, aseguró que lo que ocurre ahora es una resurrección.

«Ha resucitado el pueblo latinoamericano, el sueño de patria», dijo, al anotar que los gobernantes como él, Morales y desde hoy Correa, no son sino circunstancias que no valen nada sin el apoyo del pueblo.

Relató una anécdota con Castro en 1999, cuando se encontraron en una cumbre presidencial y el presidente cubano le escribió una nota que rezaba: «Chávez, siento que ya no soy el único diablo en estas cumbres».

Para Chávez, Correa es «un verdadero líder, comprometido con los más pobres». Y agregó: «Venezuela se pone a la orden del pueblo ecuatoriano; Hugo Chávez se pone a la orden de Rafael Correa», indicó el presidente venezolano, al tiempo de invitar al gobierno de Correa a «integrarse a la Alternativa Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba)».

El Área de Libre Comercio (Alca) «al carajo», dijo y destacó que en el Alba se levanta «la verdadera integración de los pueblos».

«Cambio de época». Correa, que asumirá oficialmente hoy el poder en el Parlamento en Quito, comenzó su discurso en quechua, afirmó que el suyo será el gobierno de los indígenas y aseveró que, «como un milagro, se derrumbaron los gobiernos serviles, las democracias de plastilina, el modelo neoliberal».

«Ha empezado a surgir esa América latina altiva, digna, soberana, justa, socialista del siglo 21», anotó Correa, al mencionar como partícipes en el cambio a los actuales presidentes de Bolivia, Brasil, Venezuela, Uruguay, Argentina, Chile y Nicaragua.

«América latina seguirá cambiando, porque lo que vivimos no es una época de cambios, es un cambio de época», agregó al asegurar que «el servilismo y entreguismo», representados según él por el neoliberalismo, «están siendo tirados por los pueblos de América latina a donde siempre debieron estar: al basurero de la historia».

Correa reiteró que convocará a un referéndum para que el pueblo decida si desea una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta Magna y recalcó que ordenará al Tribunal Supremo Electoral que tramite el referéndum.

«Llegó la hora de los pueblos indígenas, no sólo de Ecuador sino de América latina», señaló Correa al concluir su discurso.

Uribe confirmó su presencia

El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, participará en la ceremonia de transmisión de mando del izquierdista Rafael Correa, confirmó ayer la Embajada de Colombia en Quito.

Una fuente de la Embajada dijo a Efe que Uribe llegará a la capital ecuatoriana alrededor de las 8:00 a.m. hora local y acudirá a la ceremonia que tendrá lugar en el Congreso, donde Correa jurará el cargo.

La presencia de Uribe estaba en duda por la tensión que vivieron Quito y Bogotá desde diciembre por la reanudación colombiana de las fumigaciones de plantaciones de coca con el herbicida glifosato en la zona cercana a la frontera.

La tensión se redujo una vez que Correa y Uribe llegaron a un acuerdo verbal el pasado miércoles en Managua, donde coincidieron en la toma de posesión de Daniel Ortega, y consensuaron que, con la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA), se realice un estudio sobre los efectos del uso del glifosato.

La Embajada colombiana señaló en un comunicado que Bogotá «tiene el mayor interés en avanzar en los mecanismos para implementar, a la mayor brevedad posible, los entendimientos y asuntos tratados en la ciudad de Managua el pasado 10 de enero, atendiendo los intereses y prioridades de cada país»

Agregó que los respectivos Ministerios de Relaciones Exteriores «se proponen trabajar en la implementación de la comisión tripartita y de los demás aspectos correspondientes a partir del día 16 de enero», un día después de que Correa asuma el cargo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba