Actualidad Internacional

Crean el Museo de la Memoria en antiguo centro de tortura de Buenos Aires

El gobierno argentino creará el miércoles un «Museo de la Memoria» en el edificio donde operó uno de los mayores centros de detención y tortura de la última dictadura militar, cuando se cumplen 28 años del inicio de uno de los períodos más oscuros de la historia del país.

La Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), situada en una de las zonas residenciales más transitadas de la ciudad de Buenos Aires, es uno de los símbolos de la represión ilegal del régimen militar que gobernó entre 1976 y 1983, y que dejó miles de desaparecidos, según denuncias.

El presidente peronista Néstor Kirchner aceptó el proyecto de organismos de derechos humanos, entre ellos las Madres de Plaza de Mayo y Abuelas de Plaza de Mayo, de desactivar las instalaciones militares que aún funcionaban en la ESMA para crear el museo.

Kirchner, brevemente detenido durante la dictadura por su actividad política, se dirigió esta mañana al Colegio Militar de la Nación.

Allí asistió al acto en el que se retiraron de las paredes del edificio los retratos de Jorge Rafael Videla y Reynaldo Benito Bignone, ex jefes del ejército y ex presidentes de facto del país, que estaban aún allí.

«Nunca más tiene que volver a subvertirse el orden institucional en la Argentina», afirmó luego Kirchner, que desde que asumió el 25 de mayo del 2003 se puso como uno de los objetivos de su gestión reparar los daños que causó la dictadura a miles de familias.

El mandatario decidió indemnizar a hijos de desaparecidos, empujó la anulación en el Congreso de las leyes de perdón a militares y anuló un decreto que automáticamente bloqueaba las extradiciones de militares acusados de cometer crímenes contra extranjeros durante la guerra sucia.

A la espera del acto central, miles de personas -entre ellas familiares de desaparecidos- se agolpaban frente a los portones de entrada de la ESMA, donde fueron pegadas a lo largo de 150 metros de rejas 1.200 fotos de víctimas de la dictadura militar.

La creación del museo «significa la recuperación de un espacio que fue el centro del horror, un campo de concentración, en un centro para la vida, para la memoria, para construir», dijo en el lugar Adolfo Pérez Esquivel, un luchador contra las violaciones a los derechos humanos que en 1980 ganó el Premio Nobel de la Paz.

A metros de él estaba Ana María Astudillo, de 54 años, que perdió a sus padres y a su cuñado en 1977. «Nunca se encontraron los restos. Por lo menos ahora tengo un lugar donde poner una flor», dijo.

Algunos sectores critican la creación del Museo de la Memoria, mientras que los padres de los alumnos de las escuelas que funcionaban hasta esta semana en la ESMA cuestionaron al presidente por el futuro de los estudios de sus hijos.

Además se escuchan críticas porque el Museo de la Memoria no tendrá en cuenta a las víctimas de los grupos extremistas que libraron una campaña terrorista especialmente en los años previos al golpe de 1976.

«Este museo nunca debió haber sido creado… Mantiene abiertas las divisiones de la Argentina» escribió el constitucionalista Miguel Padilla en el diario La Nación.

Algunas versiones no confirmadas indicaban que un puñado de generales en actividad había pedido este miércoles su paso a retiro en disconformidad con la entrega de la ESMA y el retiro de los cuadros de Videla y Bignone.

Desde la restauración de la democracia, el ejército y la armada han hecho su autocrítica. Este mes el jefe de la Armada, Jorge Godoy, dijo que en la ESMA ocurrieron «actos aberrantes y ofensivos a la dignidad humana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba