Actualidad Internacional

Cristina busca reforzar el vínculo con Lula en medio de la crisis política

En otro capítulo de la fase iniciada por el Gobierno tras la crisis con el campo y con la intención de mostrarse en plena gestión para atraer inversiones, la presidenta Cristina Kirchner compartirá una serie de actividades con su par brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva, que desde anoche se encuentra en la Argentina.

A ambos mandatarios podría sumarse el venezolano Hugo Chávez, que llegará a Buenos Aires esta tarde .

Seminario con empresarios. La jefa del Estado y su par brasileño, que está acompañado por unos 300 empresarios de su país, inaugurarán con discursos un seminario económico del que participarán 1000 hombres de negocios. El encuentro, que se realizará en el hotel Sheraton, girará en torno a las potencialidades de fortalecer una alianza productiva bilateral.

Ayer, Cristina Fernández y Lula compartieron una comida en la embajada brasileña, de la que también participó el ex presidente Néstor Kirchner y el canciller Jorge Taiana. Junto al brasileño estuvieron el canciller, Celso Amorim, y el principal asesor en política exterior del país vecino, Marco Aurelio García.

Tras compartir la apertura del seminario, ambos presidentes volverán a sentarse a la misma mesa, esta vez, para un almuerzo en el Palacio San Martín, acompañados por sus cancilleres, funcionarios de ambas administraciones y por un reducido grupo de empresarios.

La visita de Lula será la más importante para Cristina Kirchner, por la comitiva de empresarios con la que llegó el brasileño, y por lo que ayer había expectativas de que se anunciaran inversiones en el país.

El gesto de Lula no es menor para la Presidenta, que entre sus planes iniciales de gestión había manifestado la necesidad de aumentar la llegada de capitales al país por medio de las relaciones internacionales, una intención que quedó trunca tras meses de disputas internas y el fuerte conflicto con el campo.

Tensión. El clima político bilateral no es, sin embargo, el mejor. Fuentes del Gobierno comentaron anoche que el vecino país debe explicaciones por su comportamiento en la Ronda de Doha, una semana atrás, en Suiza.

Por directivas de Lula, Brasil apoyó la iniciativa de liberalización de barreras arancelarias industriales en la región sin revisión de los subsidios agrícolas propuesta por Estados Unidos y la Unión Europea en contra de las posiciones de la Argentina, la India y China.

Esa acción, que llevó las negociaciones al fracaso, abrió un roce diplomático, que, dijeron a LA NACION fuentes oficiales, estará sobre la mesa de las conversaciones. De todos modos, explicaron las fuentes, se intentará superar las diferencias en busca de avanzar en un acuerdo del bloque con la Unión Europea.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba