ActualidadActualidad InternacionalEspecial País

Cronología de las sanciones: EEUU asesta duro golpe al sistema financiero venezolano

Un par de semanas antes de la realización de elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) en Venezuela, Estados Unidos ya asomaba aplicar medidas económicas fuertes hacia el Gobierno de Nicolás Maduro si continuaban con este proceso, incluso que se dirigiría a aquellos apuntados por “quebrantar la democracia, propiciar la corrupción y violar derechos humanos”.

El gobierno del republicano Donald Trump ya había anunciado medidas el pasado mes de febrero contra el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, por “jugar un papel significativo en el tráfico internacional de narcóticos”. Así mismo, sancionó al empresario Samark José López Bello por ser el “testaferro” y proporcionar “material, apoyo financiero, bienes y servicios en apoyo de actividades de tráfico internacional de narcóticos” o actuar “en nombre de El Aissami”.

EEUU aclaró que la imposición de estas sanciones -que implican el bloqueo de activos bajo jurisdicción estadounidense- no era una reacción a su nombramiento como vicepresidente en enero pasado, ni siquiera fueron tomadas como represalia diplomática contra el Gobierno de Venezuela, sino que fue “el resultado de una investigación de años relacionada con el narcotráfico”. Es decir, se dirigen a dos individuos “exclusivamente” por sus vínculos con el narcotráfico.

Esto muestra que investigamos hasta el final, independientemente de qué cargo tenga la persona.

El detonante

En abril iniciaba la ola de protestas antigubernamentales, desatada por una serie de actuaciones del Gobierno venezolano en contra de la independencia de poderes, la democracia, y posteriormente contra los derechos humanos de los manifestantes, acciones que dieron pie a que la comunidad internacional rechazara y condenara cada día más al «régimen» de Maduro.

La “aprobación” de la ANC llevó a EEUU a dar el primer testarazo al Gobierno de Venezuela en el mes de julio, cuando empezó a aplicar sanciones económicas directas a los funcionarios, actuales y antiguos. Desde ese momento hasta ahora, la capacidad financiera del gobierno de Maduro se ahoga cada vez más.

El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, responde preguntas durante una rueda de prensa en el la sala James Brady de la Casa Blanca hoy/ Foto: EFE
El secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, responde preguntas durante una rueda de prensa en el la sala James Brady de la Casa Blanca/ Foto: EFE

A continuación, las sanciones que desesperan a Nicolás Maduro y su gabinete:

26 de julio de 2017 – La Oficina del Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC) hizo pública una orden ejecutiva que autoriza sanciones contra 13 funcionarios, actuales y antiguos, del Gobierno de Venezuela, por estar asociados con corrupción, con las elecciones para la Constituyente o “el socavamiento de la democracia”.

Entre los sancionados destaca Tibisay Lucena, Elias Jaua, Tarek William Saab, Iris Varela, Néstor Reverol, Sergio José Rivero Marcano, Jesús Rafael Suárez Chourio, Rocco Albisinni, Alejandro Fleming, y Carlos Erik Malpica Flores.

31 de julio de 2017 – Un día después de las elecciones a la ANC, EEUU impuso sanciones económicas directas al presidente Nicolás Maduro, congeló todos sus activos sujetos a la jurisdicción en territorio norteamericano, y prohibió a las personas estadounidenses tratar con él, detalló el Departamento del Tesoro en un comunicado de prensa.

9 de agosto de 2017El Departamento del Tesoro de EEUU impuso una nueva ronda de sanciones económicas contra 8 funcionarios venezolanos, por estar involucrados en la Asamblea Nacional Constituyente «ilegítima».

Entre los sancionados se encuentran Francisco Ameliach, Adán Chávez Frías, Erika Farías, Carmen Melendez, Darío Vivas, Hermann Escarrá, Tania D’Amelio, y Bladimir Lugo.

25 de agosto de 2017 – El presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva en la que prohíbe las negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y Pdvsa, lo que se traduce en las primeras sanciones al sistema financiero venezolano.

La prohibición afecta a las negociaciones hechas en EEUU o por una “persona de Estados Unidos”, que, como precisa el Departamento del Tesoro, se refiere a los ciudadanos con esa nacionalidad, los residentes permanentes, entidades organizadas bajo la ley del país, cualquier jurisdicción en el país (incluidas filiales internacionales) o cualquier persona en el territorio.

“Para mitigar el daño al pueblo estadounidense y venezolano, el Departamento del Tesoro emitirá licencias generales que permiten transacciones que de otra manera estarían prohibidas por la orden ejecutiva”, indica la nota del Departamento del Tesoro, y son contundentes en afirmar que no se quedarán de pie “mientras Venezuela se desmorona”:

Estos incluyen disposiciones que permiten un período de liquidación de 30 días; Financiamiento para la mayor parte del comercio, incluyendo la exportación e importación de petróleo; Transacciones que involucren únicamente a Citgo; Tratos en determinadas deudas venezolanas existentes; Y el financiamiento de bienes humanitarios a Venezuela.

Estas medidas se calibran cuidadosamente para negar a la dictadura de Maduro una fuente crítica de financiamiento para mantener su regla ilegítima, proteger al sistema financiero de Estados Unidos de la complicidad en la corrupción de Venezuela y en el empobrecimiento del pueblo venezolano y permitir la asistencia humanitaria.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba