Actualidad Internacional

Cuba niega existencia de tropas militares en Venezuela y rechaza ultimátum de EEUU

Cuba reiteró este jueves que no mantiene efectivos militares y de seguridad en Venezuela, aunque advirtió que es un derecho soberano de dos países independientes determinar cómo colaborar en el sector de la Defensa, al tiempo que rechazó un nuevo ultimátum de Estados Unidos.

El Gobierno cubano refutó las acusaciones estadounidenses sobre su responsabilidad en la crisis de Venezuela, en una extensa declaración oficial en la que condenó las nuevas medidas de presión anunciadas por Washington, entre ellas la activación del título III de la ley Helms-Burton y nuevas restricciones a las remesas y los viajes.

La Habana insistió en que EE.UU. miente descaradamente al alegar que «Cuba mantiene en Venezuela a miles de efectivos militares y de seguridad, influyendo y determinando lo que ocurre en ese país hermano», el principal aliado del país caribeño en Latinoamérica.

En el texto, publicado en las portadas de los principales diarios del país, la isla acusó a la administración estadounidense y sus aliados de aplicar sanciones concebidas para «asfixiar económicamente» a Venezuela y «generar sufrimiento en la población».

«Washington llega al extremo de presionar a Gobiernos de terceros países para que intenten persuadir a Cuba de que retire este supuesto e inverosímil respaldo militar y de seguridad, e incluso para que deje de prestar apoyo y solidaridad a Venezuela», indica el comunicado.

Según el Estado cubano, los servicios de inteligencia estadounidenses tienen evidencias más que suficientes, seguramente más que ningún otro Estado, para conocer que Cuba no posee tropas ni participa en operaciones militares ni de seguridad en Venezuela.

En este sentido, subrayó el Gobierno caribeño, que los cerca de 20.000 colaboradores cubanos en Venezuela solo prestan servicios sociales básicos.

El Gobierno de EE.UU. anunció ayer miércoles que, a partir del próximo 2 de mayo, activará por primera vez en más de 20 años los títulos III y IV de la ley Helms-Burton, aprobada en 1996.

La medida que más polémica internacional ha provocado ha sido la reactivación del título III, que permite reclamar ante cortes de EE.UU. bienes expropiados tras la Revolución, lo que podría propiciar miles de demandas contra compañías extranjeras asentadas en el país caribeño.

El título IV impediría la entrada a territorio estadounidense de directivos y familiares de las empresas que invierten en propiedades nacionalizadas por Cuba después de 1959.

De acuerdo con el Gobierno cubano, estas son acciones que tienen como «fin fundamental imponer la tutela colonial» sobre la isla.

«El Gobierno Revolucionario repudia también la decisión de volver a limitar las remesas que residentes cubanos en los EE.UU. envían a sus familiares y allegados, de restringir aún más los viajes de ciudadanos norteamericanos a Cuba, y la de aplicar sanciones financieras adicionales», destaca la declaración.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar