Actualidad Internacional

Descabezan fuerza aérea argentina

El presidente de Argentina, Néstor Kirchner, ordenó relevar de su cargo al jefe de la Fuerza Aérea, Carlos Rohde, y a otros once brigadieres a raíz del escándalo que desató el hallazgo de 60 kilos de cocaína en un vuelo comercial argentino que viajó desde Buenos Aires a Madrid.

Los analistas señalan que la magnitud de la medida refleja el fuerte malestar que ha causado en el gobierno el estallido del escándalo, por el cual hay tres detenidos en Argentina.

El miércoles, Kirchner ya había decidido intervenir la Policía Aeronáutica, que está a cargo de la seguridad en los aeropuertos y que depende de la Fuerza Aérea.

Según los medios de prensa locales, la decisión de separar a la cúpula de la Fuerza Aérea se fundamenta en que la Policía Aeronáutica falló en los controles de equipaje que permitieron que las valijas con cocaína salieran del país.

¿Más cambios?

Kirchner tomó la decisión luego de una reunión que mantuvo en altas horas de la noche con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández y el ministro de Defensa, José Pampuro.

Al parecer, al presidente también le molestó que la Fuerza Aérea no informara al gobierno sobre la existencia de la causa, que ya lleva varios meses, sino que tuviera que enterarse a través de la Aduana.

Muchos analistas también creen que Kirchner terminará quitándole a la Policía Aeronáutica el control de la seguridad en los aeropuertos, y que esa tarea pasará a manos de gendarmería, que depende del ministerio del interior, y por tanto de presidencia.

La Policía Aeronáutica se ha defendido diciendo que lo ocurrido es «responsabilidad absoluta» de la línea aérea Southern Winds (SW), que transportó las maletas que contenían la droga.

Detenidos

Por el momento, hay tres detenidos en Argentina y dos en España. La justicia argentina está tramitando la extradición de estos últimos.

El jueves por la tarde, uno de los principales sospechosos, Walter Beltrame, hijo del ex jefe del aeropuerto internacional de Ezeiza y ex empleado de SW, se entregó a la justicia luego de permanecer 50 días prófugo.

El contrabando fue descubierto en septiembre del año pasado, cuando un guardia civil del aeropuerto madrileño de Barajas encontró 60 kilos de cocaína disimulados dentro de unos amplificadores repartidos en cuatro maletas.

El equipaje, con la inscripción «Embajada Argentina en España» fue despachado por la empresa SW y no fue reclamado por ningún pasajero.

Todavía los interrogantes son muchos, pero una cuestión queda clara: el escándalo de Ezeiza, como comienza a llamarse aquí la causa, ha dejado de ser un mero caso judicial para convertirse de lleno en un asunto político.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba