Actualidad Internacional

Diálogo nacional queda suspendido en Baréin ante ausencia de la oposición

EFE – El diálogo nacional ha quedado suspendido en Baréin hasta que la oposición vuelva a participar en ese proceso, ideado para encontrar una solución a la crisis política, informó hoy un portavoz del Gobierno bareiní.

En un comunicado difundido por la agencia oficial de noticias BNA, el Ejecutivo manifestó que, pese a la suspensión, «las puertas del diálogo político todavía están abiertas» e instó a la oposición a volver a las conversaciones.

Los representantes afines al Gobierno y la coalición de asociaciones Al Fateh decidieron ayer suspender las sesiones del diálogo, a la espera de que las organizaciones opositoras vuelvan a sentarse a la mesa de las negociaciones.

El Gobierno criticó a los opositores por «querer imponer su propia agenda sobre el resto de los negociadores» e insistió en que las autoridades han intentado «proporcionar un ambiente serio para que el diálogo tenga éxito en el marco del consenso y la soberanía de la ley».

Los opositores, grupos islámicos chiíes y liberales, suspendieron a mediados de septiembre pasado su participación en el diálogo nacional, abierto en julio de 2011 y reanudado en febrero pasado, en protesta por la detención del dirigente de Al Wefaq, Jalil al Marzuq.

Al Marzuq, actualmente en libertad provisional mientras afronta un juicio por terrorismo, señaló anoche en una rueda de prensa que «no ha habido avances para romper el estancamiento del proceso político en Baréin».

El dirigente del principal partido de la oposición acusó al Gobierno de «intentar perjudicar la imagen de la oposición, calificándola de extremista», y de no querer buscar socios de consenso para solucionar la crisis.

El pasado 2 de diciembre la oposición bareiní presentó una iniciativa para reanudar el estancado diálogo con las autoridades y lograr una solución política que ayude a poner fin a la crisis de los últimos tres años.

La oposición pide un diálogo directo con el Gobierno, que hasta ahora ha rechazado participar directamente en el mismo y ha optado por supervisar las conversaciones entre opositores y los políticos leales al régimen.

Esta nueva oferta incluye algunas condiciones ya expresadas antes por la oposición, como la liberación de los detenidos en las protestas o el fin de la represión policial.

El pasado septiembre la oposición bareiní denunció que desde el inicio del diálogo nacional se han registrado 1.392 detenciones y 93 casos de torturas dentro y fuera de las cárceles, que provocaron la muerte de cinco personas.

Baréin, un pequeño reino de mayoría chií gobernado por una monarquía suní, es escenario desde febrero de 2011 de continuas protestas populares que han sido reprimidas por la fuerza.

Más de cien personas han muerto en estas protestas y miles han sido detenidas, según los datos de la oposición.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba