Actualidad Internacional

Ecuador le dijo sí a la reforma constitucional

Los últimos sondeos indican que el 78,1 está a favor de la creación de la Asamblea Constituyente. El presidente Correa obtuvo una victoria política que apunta a su objetivo de transformar el modelo de estado hacia el socialismo; también anunció que expulsará del país al representante del Banco Mundial.

Los datos de la encuestadora Cedatos se revelaron poco antes de las 17.00 hora local, instantes antes de que se cerraran las mesas electorales, y no tienen carácter oficial. Los datos oficiales todavía no se han hecho públicos.

Para poder poner en marcha la iniciativa, el ‘sí’ debe superar en los resultados oficiales con mayoría absoluta a la suma de ‘no’, votos nulos y en blanco, algo que lograría según los datos a pie de urna, ya que entre todos alcanzan un 21,9% frente al 78,1% del ‘sí’. La encuesta tiene un margen de error de + – dos puntos.

De confirmarse estos datos cuando se conozcan los resultados definitivos, que tardarán varios días en hacerse públicos, se produciría una gran victoria para el presidente Rafael Correa, que ha puesto en juego su crédito político en esta reforma. Pretende lograr reformas constitucionales que limiten el poder de los partidos políticos y beneficien a los sectores más pobres en un «socialismo del siglo XXI», según sus propias palabras.

Correa se declaró »feliz porque es el triunfo de la patria; no es un triunfo del gobierno», dijo la cadena de televisión Ecuavisa. El mandatario, desde que era candidato a la presidencia, promovió la idea con fuerza.

Tras el triunfo, Correa también anunció este domingo que expulsará al representante del Banco Mundial (BM) en Quito, a quien acusó de haber intentado chantajearlo con un préstamo de cien millones de dólares cuando fue ministro de Economía en 2005.

«Expulsaremos al representante del BM del país porque nosotros no vamos a aceptar chantajes de nadie», declaró Correa sin identificar al funcionario. La representación del Banco Mundial en Ecuador es ocupada actualmente por Eduardo Somenssato.

El jefe de Estado aseguró que su gobierno «está investigando» la cancelación por parte del BM del préstamo de cien millones de dólares que debía recibir Ecuador cuando ocupó la cartera de Economía en el gobierno de Alfredo Palacio.

Según Correa, el organismo internacional retuvo el crédito aprobado en represalia por las reformas petroleras.

Tras admitir su derrota, la oposición advirtió que el proyecto de Correa «pondrá en grave peligro la democracia» y afectará la economía. «La economía ecuatoriana va a estar catalogada por todos los organismos como la de peor empeño en América Latina. En cuanto a la democracia no hay lugar a duda de que está en grave peligro», dijo el ex mandatario Osvaldo Hurtado (1981-1984), dirigente de la Unión Demócrata Cristiana.

El gobierno aseguró que «sabrá ser humilde en la victoria y que llamará a todas las puertas a unirse en la lucha cívica por la Constituyente que rediseñe el país», según expresó el ministro de Interior, Gustavo Larrea.

Vistiendo un traje azul sin corbata, Correa aseguró antes de votar que pudo «defender y lograr el derecho de los ciudadanos a expresarse en las urnas», en contra de los opositores que intentaron torpedear la consulta.

Unos 9,2 millones de electores estaban convocados a pronunciarse sobre la Constituyente, tras una intensa campaña en la que Correa -el octavo presidente en una década de inestabilidad en Ecuador- fue acusado de querer concentrar los poderes al estilo Chávez.

Desde Caracas, el mandatario venezolano dijo tener fe en que «Correa saldría adelante con el apoyo de las grandes mayorías. (…) Deseamos la mejor de las suertes al pueblo ecuatoriano y al presidente Correa, que ha asumido con coraje y valentía el llamado al socialismo del siglo XXI».

El jefe de la delegación de observadores de la OEA, el chileno Enrique Correa, dijo a su vez que «no tenía indicios» sobre irregularidades que pudieran incidir en el resultado tras la alerta del oficialismo sobre un posible fraude.

Correa prevé transformar la Constitución de 1998 para recortar los poderes del Congreso para destituir mandatarios, despolitizar tribunales y devolver al Estado un papel protagónico en la economía, aunque sin estatizar los medios de producción. «Votaré por el sí para que haya la Asamblea del pueblo. Y le diré a todo sí en el gobierno de Correa, que nos ha ofrecido crédito para cultivar la tierra», dijo AFP José Chiguaiza, un agricultor indígena de 59 años, quien sufragó en Cangahua (80 km al norte de Quito).

La Asamblea Constituyente

Los ecuatorianos respondieron a la pregunta: »¿Aprueba usted que se convoque e instale una Asamblea Constituyente con plenos poderes, de conformidad con el Estatuto Electoral que se adjunta, para que transforme el marco institucional del Estado, y elabore una nueva Constitución?».

El Tribunal Supremo dará los resultados oficiales en un plazo máximo de cinco días.

Las elecciones para la Asamblea Constituyente se realizarán en un plazo máximo de 150 días, tras la proclamación de las cifras oficiales.

La consulta fue convocada por el presidente Correa, un economista que se declara cristiano de izquierda, quien desde la campaña electoral en el 2006 impulsó tal propuesta aduciendo que el modelo del Estado vigente está »caduco» y dominado por las »mafias políticas».

Cientos de simpatizantes del mandatario se congregaron espontáneamente en una avenida del norte de la capital y de inmediato iniciaron los festejos agitando banderas verdes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba