Actualidad Internacional

EE. UU. acusa al príncipe heredero saudí por asesinato de periodista Jamal Khashoggi

Washington argumenta que el príncipe Mohamed bin Salmán controlaba en 2018 -cuando ocurrió el asesinato -el proceso de toma de decisiones en el reino

Impactantes revelaciones que podrían afectar las relaciones de Estados Unidos con uno de sus aliados más importantes en la conflictiva zona del Medio Oriente. Y es que las autoridades de EE. UU. responsabilizaron al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, del asesinato del periodista Jamal Khashoggi y sancionaron a más de 70 saudíes, sin incluir al propio príncipe, una acusación que fue rechazada desde el Gobierno de la nación asiática.

«Evaluamos que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, aprobó la operación en Estambul, Turquía, para capturar o matar al periodista saudí Jamal Khashoggi«, asegura un informe de los servicios de Inteligencia de Estados Unidos, que se filtró desde hace tiempo a los medios, pero que aún no había sido publicado oficialmente.

El anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se negó a publicar el informe, pero su sucesor, Joe Biden, quien ha dicho que pretende reevaluar las relaciones con Riad, decidió hacerlo, no sin antes llamar al rey saudí, Salmán bin Abdulazi.

Los hilos de Bin Salman

El informe, de dos páginas, detalla que cuando ocurrió el asesinato, Bin Salmán controlaba el proceso en la toma de decisiones en el reino; que en el caso están implicados directamente asesores y miembros de su seguridad personal; y que él ha apoyado el uso de medidas violentas para acallar a disidentes en el extranjero

La investigación resalta que durante la época en que Khashoggi fue asesinado, Bin Salmán probablemente fomentó un ambiente en el que sus asistentes temían fracasar en los cometidos que se les encargaba, ante la posibilidad de ser despedidos o arrestados.

«Esto sugiere que es improbable que los ayudantes cuestionaran las órdenes de Mohamed bin Salmán o que emprendieran acciones delicadas sin su consentimiento«, reza el texto.

Personaje incómodo

Khashoggi, de 59 años, residente en Estados Unidos y colaborador del diario The Washington Post, era un enconado crítico de la familia real saudí. El 2 de octubre de 2018 entró en el consulado del Reino en Estambul, del que nunca salió: Fue asesinado por un grupo de personas que después mutilaron su cuerpo, que nunca ha sido recuperado.

En Arabia Saudí, ocho individuos fueron condenados por la muerte de Khashoggi y cinco de ellos fueron sentenciados a la pena capital, pero luego se les conmutó las sentencias por la de 20 años de cárcel

Tras la difusión del informe, el Departamento del Tesoro estadounidense anunció sanciones contra el cabecilla de la operación, el exsubdirector general de Inteligencia de la Presidencia saudí, Ahmad Hasan Mohamed al Asiri, y contra la propia Fuerza de Intervención Rápida.

El Departamento de Estado, por su parte, informó de restricciones de visado contra 76 saudíes, que sospecha han estado involucrados en este caso o en «amenazas a disidentes en el extranjero«.

El secretario de Estado, Antony Blinken, dijo en un comunicado que su Gobierno quiere «dejar absolutamente claro que las agresiones y amenazas extraterritoriales de Arabia Saudí contra activistas, disidentes y periodistas deben acabar«.

«Mientras que Estados Unidos sigue comprometido en su relación con Arabia Saudí, el presidente Biden ha dejado claro que la colaboración debe reflejar los valores de Estados Unidos«, agregó.

La posición de Riad

Entretanto, Arabia Saudita rechazó «categóricamente» el informe publicado por los servicios de inteligencia de EE.UU. «El Gobierno del reino rechaza categóricamente lo que se afirma en el informe sobre el crimen del asesinato del ciudadano Jamal Khashoggi, que Dios se apiade de él«, señala un comunicado del departamento de Exteriores saudí .

Según el Ministerio de Exteriores, que también publicó el comunicado en su cuenta oficial de Twitter, las «conclusiones» del informe son «injustificadas e incorrectas y no pueden ser aceptadas de ninguna manera«.

«El Reino rechaza cualquier cuestión que pueda afectar a su liderazgo, soberanía e independencia de su Poder Judicial«, dice la nota del Ministerio.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba