Actualidad Internacional

EE. UU: Biden firma plan de rescate ante la pandemia por 1,9 billones de dólares

El plan, que no fue respaldado por la bancada republicana en el Congreso, contempla ampliar el apoyo para trabajadores y desempleados, afectados por las consecuencias de la pandemia

Un jueves de mucha actividad vivió el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien firmó el plan de estímulo por un monto de 1,9 billones de dólares para contrarrestar los efectos de la pandemia de covid-19 en Estados Unidos, al tiempo que en la noche dio su primer discurso a la nación desde que llegó al poder el pasado 20 de enero, apuntando al festivo 4 de julio como el día que empezará a marcar «la independencia del virus«.

Sobre el plan de rescate, que había sido aprobado por el Congreso el miércoles, el jefe de la Casa Blanca destacó que «esta legislación histórica trata de reconstruir la columna vertebral de este país y dar a la gente, a los trabajadores, la gente de clase media una oportunidad de salir adelante«, mientras añadió que en los próximos días viajará de costa a costa para dar a conocer los detalles del paquete y explicarlo a los ciudadanos.

Sin apoyo republicano

El gigantesco plan, que no fue respaldado por la bancada republicana en el Congreso, incluye nuevos pagos directos de 1.400 dólares a los contribuyentes que tengan ingresos de hasta 75.000 dólares anuales por persona, una cantidad superior a los cheques de 600 y 1.200 dólares que se entregaron en los anteriores paquetes de estímulo.

Del mismo modo, amplía hasta comienzos de septiembre las ayudas al desempleo, de 300 dólares semanales, ya que los actuales fondos expiran el 14 de marzo, fecha límite que se habían marcado tanto la Casa Blanca como los demócratas en ambas cámaras para tener el proyecto finalizado.

Además, el paquete, que asigna 350.000 millones de dólares para Gobiernos locales y estatales, 170.000 millones para la reapertura de las escuelas, 14.000 millones de dólares para fortalecer el plan de vacunación y otros 46.000 millones de dólares para el sistema de pruebas para la detección del coronavirus.

El rescate promovido por el madatario de 78 años se unirá al de 900.000 millones de dólares que el Congreso impulsó en diciembre y al de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia del país, en marzo de 2020, bajo la Presidencia del republicano Donald Trump.

Lo cierto es que según una encuesta entre economistas realizada por el Wall Street Journal se pronostica un crecimiento para Estados Unidos en 2021 que se acercan al 6%, una marca no superada en casi cuatro décadas.

A «independizarse del virus»

Por otro lado, en su primer discurso a la nación desde que llegó al poder en enero, Biden dibujó un panorama optimista de la evolución de la pandemia en Estados Unidos, al asegurar que el país está pasando de un «invierno oscuro» a una «primavera y un verano llenos de esperanza«, y ordenó a los estados que forman la Unión Americana garantizar que todos los adultos puedan pedir cita para vacunarse cuando llegue mayo, con el objetivo de que EE. UU. empiece a marcar su «independencia del virus» para el festivo del 4 de julio.

El mandatario pronunció su discurso justo un año después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia y de que su predecesor en la Casa Blanca, Donald Trump, proclamara en horario de máxima audiencia que el riesgo de contraer el covid-19 era «muy, muy bajo«.

Al respecto, Biden consideró que esa «negación» de Trump «llevó a más muertes y más contagios«, aunque no quiso extenderse en esas críticas porque el objetivo de su discurso era fomentar la unidad de los estadounidenses ante la crisis y aumentar su confianza en las vacunas y en el Gobierno.

«Aunque esto ha sido diferente para cada uno, todos hemos perdido algo» en la pandemia, reflexionó Biden, que de todas formas echó mano del patriotismo para intentar convencer a sus compatriotas de que Estados Unidos puede superar cualquier reto y encontrar la luz en la oscuridad» incluso cuando es el país más golpeado del mundo por la enfermedad, con más de 530.000 muertos y 29 millones de casos.

El plan de vacunación

Biden había prometido en enero que, cuando terminaran sus primeros 100 días en el poder -de los que ya han pasado 50-, al menos 100 millones de estadounidenses habrían recibido su primera dosis de la vacuna.

Este jueves, el presidente adelantó que cumplirá ese objetivo mucho antes de lo previsto, cuando solo lleve 60 días en la Casa Blanca, es decir, el próximo 21 de marzo.

Empero, de acuerdo con una encuesta hecha pública por la cadena pública PBS el 30% de los estadounidenses no planean vacunarse, un grupo que incluye al 47% de quienes votaron por Trump en las elecciones de noviembre.

Consciente de que ese escepticismo complica la posibilidad de lograr una inmunidad de grupo, Biden insistió en que las vacunas aprobadas en el país «son seguras«, y anunció que, para el 1 de mayo, su Gobierno lanzará una página web y una línea telefónica para encontrar centros donde vacunarse.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba