Actualidad Internacional

EE. UU. inicia proceso para retirarse de la Organización Mundial de la Salud

En plena pandemia del coronavirus, Estados Unidos, el país más afectado por el covid-19 y principal donante de la Organización Mundial de la Salud (OMS),comenzó el proceso para retirarse de la entidad, un paso que tardará un año en hacerse efectivo y que podría interrumpirse si el presidente Donald Trump pierde las elecciones de noviembre o si el Congreso decide intervenir.

En una carta enviada al secretario general de la ONU, António Guterres, la Casa Blanca cumplió con una amenaza que llevaba blandiendo desde abril, cuando Trump acusó por primera vez a la OMS de estar «sesgada» en favor de China y de haber gestionado mal la emergencia sanitaria de la covid-19.

Amenaza cumplida

El mandatario estadounidense llevaba dos meses amenazando con retirarse de la organización con sede en Ginebra, a la que congeló temporalmente los fondos en abril, y de la que Estados Unidos forma parte desde su creación en 1948.

A finales de mayo, el mandatario anunció su decisión de «romper» definitivamente con la OMS y canalizar los fondos que le aportaba «a otras necesidades urgentes de salud pública a nivel global».

La medida llega en un momento en el que el organismo sigue intentando combatir una pandemia que está lejos de quedar bajo control y que ha afectado a Estados Unidos más que a ningún otro país, con casi tres millones de contagiados y más de 130.000 fallecidos.

Intervención del Legislativo

La salida de Estados Unidos dejaría a la OMS sin su principal donante, que en los últimos años le ha aportado entre 400 y 500 millones de dólares anuales, aproximadamente el 15 % del presupuesto total del organismo.

Y aunque Trump tiene derecho a retirarse de la OMS en virtud de los tratados internacionales de los que es parte EE.UU., no está tan claro que pueda hacerlo sin incumplir el marco legal estadounidense, y resolver esa duda podría requerir un litigio judicial que no está claro que nadie en el país quiera iniciar.

El Congreso, dividido entre el control republicano del Senado y el demócrata de la Cámara de Representantes, tiene el poder de complicar el proceso de retirada de la OMS, aunque ningún legislador indicó su voluntad de hacerlo inmediatamente después del anuncio de Trump

Pendiente de noviembre

El hecho de que la medida no se haga efectiva hasta dentro de un año significa, además, que la retirada de Estados Unidos podría detenerse si Trump pierde las elecciones presidenciales del 4 de noviembre y su sucesor así lo decide.

El virtual candidato demócrata en esos comicios, el exvicepresidente estadounidense Joe Biden, dejó claro este martes que planea anular esa decisión si llega al poder en enero de 2021.

«En mi primer día como presidente, me uniré de nuevo a la OMS y restauraré nuestro liderazgo en el escenario mundial», prometió Biden en un tuit.

La decisión de Trump es solo una más en una serie de procesos de retirada de acuerdos y foros internacionales, como el pacto de París sobre el cambio climático, el arreglo nuclear con Irán, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar