Actualidad Internacional

EEUU exige cambios en Cuba para retorno a OEA

Estados Unidos no apoyará el retorno de Cuba como miembro pleno de la OEA hasta que el gobierno de la isla no realice reformas políticas compatibles con la carta democrática del organismo, declaró el miércoles la secretaria de Estado, Hillary Clinton.

«Hemos sido muy claros sobre ello, emprender el camino hacia la democracia, liberar a los presos políticos y respetar las libertades fundamentales, eso es lo que significa ser miembro de la OEA», subrayó Clinton durante una audiencia congresional que coincidió con el 107 aniversario del nacimiento de la república independiente, ocurrida el 20 de mayo de 1902.

Clinton compareció ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, donde aseguró que ‘‘cualquier esfuerzo para readmitir a Cuba en la OEA [Organización de Estados Americanos] está en las manos de Cuba».

Fue la única alusión al tema de Cuba por parte de la administración estadounidense en ocasión de la fecha patriótica del 20 de mayo, tradicionalmente celebrada con amplio despliegue en la Casa Blanca durante el mandato del presidente George W. Bush (2000-2008).

A preguntas del senador de origen cubano Bob Menéndez, Clinton aseguró que EEUU confía en los principios de la Carta Interamericana y dijo que el gobierno cubano «tiene que estar dispuesto a tomar los pasos concretos necesarios para alcanzar esos principios».

«Si Cuba no está dispuesta a acatar estos términos, entonces no veo cómo Cuba puede formar parte de la OEA», agregó.

La OEA analizará revocar la suspensión cubana en su asamblea de cancilleres a realizarse en San Pedro Sula, Honduras, entre fines de mayo y comienzos de junio. El día central del debate sería el 2 de junio, y Clinton ha anunciado su participación.

A propuesta del secretario general, José Miguel Insulza, los cancilleres de la OEA esperan aprobar la anulación de la resolución que suspendió a Cuba en 1962 por su régimen marxista-leninista, considerado entonces «incompatible» con los principios del sistema interamericano.

La revocación no significaría, sin embargo, que Cuba tendría su retorno listo a la OEA. El gobierno de La Habana reiteradamente ha dicho no sólo que no desea retornar sino que la propia OEA debe desaparecer.

«Esperamos que los miembros de la OEA cumplan los mandatos de la propia carta», aseguró Clinton.

A pesar de las insistentes declaraciones de Insulza a favor del reingreso de Cuba a la organización, tanto el convaleciente ex gobernante Fidel Castro como el gobernante Raúl Castro han mostrado su rechazo a la OEA. Especialmente Fidel Castro le ha dedicado varios artículos en la prensa, calificando al organismo de «cadáver insepulto» al servicio de los intereses de Washington.

El gobierno de Barack Obama ha eliminado restricciones de viajes de familiares y envío de remesas a Cuba vigentes desde comienzos de la década, y ha dicho que deseaba dialogar con el gobierno cubano siempre que Raúl Castro emprenda reformas de su sistema político hacia la democracia.

El gobierno cubano considera que estas medidas son insuficientes y no se corresponden con la nueva era de relaciones con la isla que anunciara Obama en sus declaraciones ante la V Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago el pasado abril.

Aunque Washington mantuvo esta vez un inusual silencio en ocasión de la fecha patriótica de la nación isleña, el gobernador de la Florida, Charlie Crist, no quiso pasar el acontecimiento por alto en un estado donde la población cubana alcanza casi los 2 millones, con fuerte influencia en las urnas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba