Actualidad Internacional

EEUU responsabiliza a Brasil e India por el colapso de las negociaciones del G-4

“Mientras Estados Unidos y la Unión Europea estaban listos para hacer contribuciones significantes, hubo falta de flexibilidad, rigidez, cuando les tocó el turno a los países en desarrollo”, dijo la Representante de Comercio de los Estados Unidos, Susan Schwab.

Johanns fue más allá y le puso nombre a los supuestos culpables. “Había dos países, India y Brasil, que creo que realmente no querían negociar”.

Tras el clima hermético de la reunión de cuatro días sostenida por los representantes de Comercio y Agricultura de las principales potencias comerciales, el silencio se hizo ruido, y comenzaron las acusaciones cruzadas. Ni bien concluyó el encuentro, el lamento y un halo de esperanza- la negociación volverá a Ginebra- tomaron lugar en la escena.

Horas más tarde, las declaraciones ante los micrófonos de los protagonistas de la negociación, echaron por borda el buen clima que tomó meses encontrar y, probablemente, signifique el fin de las conversaciones de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio.

Según Johanns, Brasil e India pidieron “concesiones imposibles” en el terreno agrícola. “Escogieron números que están más allá de la posibilidad de ser compensados en el acceso de las manufacturas… Desde el comienzo de la negociación adoptaron esa posición,” criticó.

Desde la Casa Blanca, un Portavoz del Presidente George W. Bush transmitió su pesar por el bloqueo de Brasil e India a los deseos países más pobres de liberar el mercado agrícola.

Un acuerdo es “absolutamente” posible este año

Pero el clima de malestar y las acusaciones, más allá de sonar a un mal final de las negociaciones, podría suponer poner la presión y la pelota en manos de estos dos países que llevan las voz cantante de los países más pobres y en desarrollo.

La crítica respecto al rol de Brasil y, sobre todo de la India, en las negociaciones multilaterales no es nueva. El volumen de negocios comerciales en el sector agrícola de estos países los vuelve actores de peso, en potencias comerciales, opinan en Washington y Bruselas, opinión compartida por muchos analistas internacionales.

Aquellos que avalan esta postura, Brasil e India no están evaluando los beneficios que tendría para las naciones más pobres y el mundo en desarrollo un acuerdo con las concesiones puestas sobre la mesa. En cambio, consideran que negocian más para sí mismos.

Sobre el futuro y la salud de la Ronda de Doha, Schwab dijo que se reunirá en Ginebra con el Director General de la OMC, Pascal Lamy, para determinar los pasos a seguir, y apuntó, al ser preguntada sobre si se puede llegar a un acuerdo en 2007, que es “absolutamente” posible conseguirlo.

La funcionaria también se refirió a la renovación de la Autoridad para la Promoción de Acuerdos de Comercio (TPA por su siglas en inglés), y señaló que “al no aceptar un mal acuerdo” los representantes “están demostrando al Congreso que son confiables”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba