Actualidad Internacional

EEUU teme que haya células de Hezbalá en Venezuela

Funcionarios occidentales expertos en terrorismo están cada vez más preocupados de que Hezbalá, la milicia chiíta libanesa que Washington caratuló como grupo terrorista, está utilizando a Venezuela como una base para operaciones, según reportó el rotativo estadounidense.

Vinculada a los mortíferos atentados a la Embajada de Israel y la mutual israelita AMIA en la década de los ’90, Hezbalá podría estar tomando ventaja de los vínculos de Chávez con Irán, el patrocinante por largo tiempo de la milicia, para trasladar “cosas y personas” a las Américas, tal y como un experto en terrorismo de un gobierno occidental lo describió.

Se cree que Irán ha llevado a cabo actividades encubiertas en Sudamérica por largo tiempo conjuntamente con Hezbalá. Los Angeles Times informaron que el Departamento de Estado considera que espías iraníes estuvieron detrás de los dos atentados terroristas en Buenos Aires –uno en 1992 y otro en 1994-. Ambos mataron a docenas de civiles e hirieron a muchos más.

Vínculos solapados

La administración Bush, Israel y otros gobiernos occidentales están preocupados de que Venezuela está surgiendo como una base para grupos militantes anti-norteamericanos y servicios de espionaje, incluyendo a Hezbalá y sus aliados iraníes.

“Se está convirtiendo en una sociedad estratégica entre Irán y Venezuela”, señaló un funcionario occidental anti-terrorismo, quien habló bajo condición de anonimato debido a la sensibilidad del tema.

Varias operaciones de negocios conjuntas venezolano-iraníes han sido establecidas en el país sudamericano, incluyendo fábricas de tractores, cemento y autos. Además, los dos países han conformado un programa de 2.000 millones de dólares para financiar proyectos sociales en Venezuela y en cualquier otro lugar en Latinoamérica.

Aquéllos vínculos que se profundizan preocupan a funcionarios norteamericanos porque los espías iraníes alrededor del mundo son conocidos por trabajar con elementos de Hezbalá, a veces utilizando embajadas iraníes como fachada, afirman expertos occidentales de inteligencia.

En junio, el subsecretario de Estado Thomas A. Shannon dijo que Irán “tiene una historia de terrorismo en este hemisferio, y sus vínculos con los atentados en Buenos Aires están bastante bien establecidos”.

“Una de nuestras mayores preocupaciones es lo que Irán está haciendo en algún lugar de este hemisferio y qué podría hacer si nos encontráramos en algún tipo de confrontación con Irán”, señaló Shannon.

Si bien Chávez está enfrentado políticamente con Bush, las acusaciones de que espías de Hezbalá e Irán operan en Venezuela datan desde los años ’90, antes de que el bolivariano asuma la presidencia.

Acusaciones concretas

Las acusaciones más concretas de una presencia de Hezbalá en Venezuela involucran la recaudación de fondos. En junio. El departamento del Tesoro norteamericano señaló a dos ciudadanos venezolanos como patrocinadores de Hezbalá y congeló sus activos en EEUU.

Funcionarios del tesoro acusaron formalmente a Ghazi Nasr al Din, un diplomático venezolano de ascendencia libanesa, de utilizar puestos en las embajadas en Medio Oriente para sostener el financiamiento para Hezbalá y “discutir cuestiones operacionales con altos funcionarios” de la milicia.

Nasr al Din “facilitó el viaje” de miembros de Hezbalá hacia y desde Venezuela y a un “curso de entrenamiento en Irán”, de acuerdo con funcionarios del Tesoro.

El segundo venezolano apuntado por el departamento del Tesoro es Fawzi Kanan, un agente de viajes con base en Caracas. También está acusado de haber facilitado viajes para miembros de Hezbalá y de haber discutido “posibles secuestros y ataques terroristas” con altos funcionarios de la milicia en Líbano.

Vuelos sospechosos

En marzo de 2007, los intensificados vínculos entre Venezuela e Irán llevaron a comenzar vuelos semanales de IranAir desde Teherán a Caracas, que frenaban en Damasco.

Los vuelos fueron destacados en el informe anual del departamento de Estado sobre terrorismo mundial, que reportó en abril de este año que funcionarios fronterizos venezolanos en el aeropuerto de Caracas a menudo descuidaban ingresar a los pasajeros que arribaban en su base de datos de inmigración y no sellaban los pasaportes. Los venezolanos han endurecido desde entonces sus procedimientos, informaron fuentes.

Pese a esas mejoras, los vuelos de IranAir también figuraron en información de inteligencia reunida recientemente por funcionarios antiterroristas de Occidente. Agentes de la Guardia Revolucionaria de Irán han supuestamente armado una fuerza especial para intentar secuestrar empresarios judíos en América Latina y llevárselos a Líbano, de acuerdo con el funcionario anti-terrorismo de Occidente. Elementos iraníes y de Hezbalá viajando dentro y fuera de Venezuela han reclutado informantes venezolanos en el aeropuerto de Caracas para reunir información de inteligencia sobre viajeros judíos como blancos potenciales de secuestro, informó el funcionario.

Las acusaciones fueron reforzadas por un comunicado emitido la semana pasada por el gobierno israelí, lanzando una alerta a los ciudadanos de que Hezbalá planeaba secuestrar israelíes alrededor del mundo para vengar el asesinato de Mughniyah.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba