ActualidadActualidad Internacional

EEUU y Rusia no lograron negociar un alto al fuego en Siria

Las negociaciones entre Estados Unidos y Rusia para lograr un alto al fuego que permita la entrada de más ayuda humanitaria en Siria fracasaron este lunes en Hangzhou (este de China), donde se reúnen las delegaciones de ambos países al margen de la cumbre del G20.

Fuentes diplomáticas anunciaron que no se ha logrado llegar a un acuerdo, después de que el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, mantuviera reuniones el domingo y el lunes con su par ruso, Serguéi Lavrov.

Los presidentes de ambos países, Barack Obama y Vladímir Putin, celebraron después un encuentro «formal» en Hangzhou que duró 90 minutos, en el que hablaron de Siria y de Ucrania, en un intento por dar continuidad al diálogo sobre la tregua siria pese a las malogradas negociaciones previas.

Parece frustrada, por lo tanto, la posibilidad de que ambos países lleguen a un acuerdo antes de que acabe la cumbre del G20 en China, después de tampoco lograrlo en reuniones previas en Moscú, Washington o Ginebra.

Kerry ya advirtió el domingo que, si bien se habían producido avances considerables en importantes cuestiones técnicas en las conversaciones con Lavrov, aún quedaban al menos dos asuntos difíciles en los que pactar para que pudiese haber un alto al fuego.

Aunque ninguna de las dos partes ha querido confirmar cuáles son ese par de escollos, el departamento de Estado de EEUU dijo recientemente que sólo apoyará un alto al fuego nacional entre el Ejército de Bachar al Asad y los rebeldes, y no otro «cese de hostilidades» a corto plazo en algunos puntos del país.

Con menos firmeza se expresó, en cambio, la parte rusa. Fuentes diplomáticas del Kremlin aseguraron este 5 de septiembre que el proceso continúa y que no hay razones para declaraciones «tan dramáticas», según publicó la agencia rusa Interfax.

Alepo, un punto crucial

Sobre la situación en Alepo, punto crucial de las negociaciones, esa misma fuente señaló que es un tema que se está discutiendo, también por la línea de los militares. 

«Pero no se trata de un nuevo alto al fuego -continuó-, sino de medidas para reforzar el cese de hostilidades vigente, que no se cumple en muchas zonas de Alepo debido a las provocaciones y nuevas acciones (de combate) en toda regla por parte de los grupos terroristas y sus partidarios».

Por su parte, Obama se mostró precavido y «escéptico» sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en Hangzhou, con Moscú como aliado del régimen de Bashar al Asad y Washington del lado de las fuerzas de la oposición.

Así, el mandatario estadounidense reconoció en una rueda de prensa el domingo las «profundas diferencias» con los rusos tanto en las partes que apoyan como en el proceso que se requiere para «llevar la paz» a Siria, donde cinco años de conflicto han causado más de 250.000 muertos y mas de 4 millones de refugiados.

«Si no vemos ningún avance de los rusos en reducir la violencia y aliviar la crisis humanitaria, es muy difícil ver cómo pasamos a la siguiente fase», advirtió a Moscú.

Tanto Obama como Putin darán ruedas de prensa por separado al término de la cumbre, en las que se espera que elaboren más sobre los pormenores de las conversaciones sobre Siria y sus diferencias al respecto, entre otros asuntos.

De momento, se desconoce cuándo ambas delegaciones reanudarán las conversaciones para impulsar la paz en Siria.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba