ActualidadActualidad Internacional

El alcalde de Roma renunció por «gastos injustificados»

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, que pertenece al Partido Demócrata (PD) en el Gobierno de Italia, comunicó este jueves su renuncia después de las últimas polémicas sobre su gestión y las peticiones de la oposición de que abandonase su cargo.

«Queridos romanos y romanas, he reflexionado mucho antes de tomar mi decisión. Lo he hecho con la única intención de garantizar el interés de la capital de Italia, de mi ciudad», afirmó Marino en un comunicado remitido a los medios.

Marino, cirujano de profesión, se ha visto salpicado por varios escándalos y polémicas, entre ellas la de las infiltraciones del crimen organizado en su Ayuntamiento, su ausencia durante algunos momentos convulsos en la capital o el viaje a Filadelfia con el papa Francisco.

Su dimisión se produjo después de que la Junta municipal se reuniera durante seis horas y tras la renuncia entregada durante este tiempo por el vicealcalde, Marco Causi, y tres asesores: Stefano Esposito (Transportes), Marco Rossi Doria (Educación) y Luigina Di Liegro (Turismo).

La marcha de Marino deja a la capital italiana en la incertidumbre sobre qué hacer ante la inminente celebración del Jubileo para el que se prevé la llegada de millones de personas.

La hipótesis podría ser el nombramiento por parte del Gobierno de un comisario extraordinario para que administre Roma durante el Jubileo, ya que las posibles elecciones municipales tendrían que esperar a la primavera.

«Cuando, hace poco más de dos años y medio me presenté como candidato a alcalde de Roma, lo hice para cambiar Roma, arrebatando el Ayuntamiento a la derecha que lo había tomado y maltratado durante cinco años, enturbiándolo hasta permitir la entrada de las actividades delictivas incluso de carácter mafioso», afirmó el alcalde en el comunicado.

«En estos dos años, he impulsado cambios, he modificado un sistema de gobierno basado en la presión de los ‘lobbies’, de los poderes también criminales. No sabía, ninguno sabía, cómo era de grave la situación hasta que intervino la comisión político-mafiosa», añadió.

Una comisión que demostró infiltraciones del crimen organizado en el Ayuntamiento romano y que le valieron las críticas de grupos como el Movimiento 5 Estrellas.

Este fue uno de los episodios que más enturbiaron su imagen, pero en los últimos meses también su capacidad para gestionar la capital italiana fue puesta en entredicho cuando, en un momento en el que Roma vivía días convulsos, con los ecos aún del escándalo mafioso, la preparación del Jubileo y la imagen de un funeral mafioso, decidió proseguir sus vacaciones en Estados Unidos.

En relación a la última polémica, en torno a los gastos de representación, Marino subrayó que el hecho de que abandone ahora su cargo no significa que muestre «debilidad o admisión de culpa por esta polémica manipulación» que se ha realizado a raíz de la «decisión de publicarlos en la página web del Ayuntamiento».

Marino mostró su esperanza de que el cambio se produzca en el Ayuntamiento de Roma y cargó contra las filas de su partido.

«No escondo el temor de que el Ayuntamiento vuelva a ser gobernado con la lógica del pasado, la de la especulación, de los intereses ilícitos (…) y del mecanismo corrupto-mafioso que por desgracia ha tocado también a parte del PD y que sin mí habría contaminado no solo el conjunto del partido sino el Ayuntamiento entero», manifestó.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba