Actualidad Internacional

El Brexit de Theresa May se estrella en el Parlamento

La primera ministra británica, Theresa May, apeló hoy a la responsabilidad de los diputados en la votación del acuerdo del «brexit», que calificó como «la más importante que jamás votarán» los actuales miembros del Parlamento británico.

En su alegato final antes de que los diputados se pronuncien sobre el pacto, la «premier» conservadora aseguró que la decisión que se tome hoy «definirá el futuro del país y de las próximas generaciones durante décadas».

La jefa de Gobierno pidió el apoyo al tratado que acordó con la Unión Europea (UE), que perfiló como la única alternativa posible para que el Reino Unido abandone el bloque comunitario de la manera más beneficiosa.

En su discurso para clausurar las cinco jornadas de debate parlamentario sobre el acuerdo, May celebró el «vigor» con el que los diputados han debatido, algo que ha puesto de manifiesto que la Cámara de los Comunes es una digna representante de la democracia británica.

Puntualizó que después de «todas las discusiones» a lo largo de estos días, es el momento de «unirse» y tomar una determinación que todos los representantes políticos tendrán que «justificar durante años».

La primera ministra expuso las posibles alternativas a su acuerdo de retirada, entre las que mencionó la revocación del «brexit», la celebración de un segundo referéndum, una salida de la UE sin acuerdo el próximo 29 de marzo o unas elecciones generales, esta última la opción predilecta del Partido Laborista.

Pero May rechazó cualquiera de esas opciones porque, a su juicio, la única que respeta el resultado del plebiscito de junio de 2016 y protege los intereses del Reino Unido es una salida en los términos que recoge su acuerdo.

Además, indicó que la alternativa que aboga por volver a Bruselas y negociar un mejor acuerdo «no existe», como han defendido los laboristas en el caso de que ganaran unas eventuales elecciones generales anticipadas.

Sobre la polémica salvaguarda irlandesa, uno de los puntos que más rechazo ha provocado, May aseguró que no es posible «un acuerdo sin esa garantía», por la que se evita el restablecimiento de una frontera dura entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

En virtud de ese punto, si no hubiera un acuerdo comercial a final de 2020, todo el Reino Unido formaría una unión aduanera, pero Irlanda del Norte tendría un estatus especial más alineado con el mercado único europeo, a fin de mantener abierta la frontera con el sur, clave para las dos economías y el proceso de paz.

Por su parte, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, pidió hoy a la Cámara de los Comunes votar en contra de un acuerdo que es «perjudicial» para «la economía, para la democracia y para el país» y reiteró su petición de celebrar unos comicios anticipados.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba