ActualidadActualidad Internacional

El papa mostrará en Egipto que hablar y escuchar aleja la violencia

Francisco, segundo Papa que viaja a Egipto, defiende que no hay una «guerra de religiones» y llegará a El Cairo tras los atentados contra los coptos con una agenda que subraya además el acercamiento entre los cristianos.

Insiste además en que el diálogo es el instrumento tanto para superar el recurso a la violencia que ilustran esos atentados del Estado Islámico (EI) como para acabar con las diferencias entre los mismos cristianos, un esfuerzo ecuménico que también se podrá presenciar en El Cairo.

El papa hará los días 28 y 29 su primer viaje internacional de este año, un desplazamiento a Egipto confirmado a pesar de los recientes atentados y que estará rodeado de fuertes medidas de seguridad que el Vaticano ve «con serenidad», según su portavoz, Greg Burke.

Francisco reivindicó este mismo mes de abril la «capacidad de escuchar» como el trabajo más importante que deben asumir los representantes de las religiones y lo dijo precisamente en el Vaticano ante líderes musulmanes del Reino Unido.

«Los islámicos no son violentos, tampoco los católicos»

El papa ya excluyó en 2016 la vinculación entre violencia e islam al regreso de un viaje a Polonia e insistió en que «no es justo y no es verdad identificar la violencia» con esa religión e incluso dijo que también hay «violentos católicos».

«Sí, yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos. Es como una macedonia, hay de todo», comparó entonces Jorge Bergoglio.

En aquella ocasión resumió su pensamiento acerca de la reiterada violencia cometida en nombre del islam y reconoció que «en todas las religiones hay un pequeño grupo fundamentalista».

«Nosotros (los católicos) también los tenemos. Con el fundamentalismo se puede llega a matar, y se puede asesinar con la lengua y el cuchillo, pero no es justo identificar al islam con la violencia. Esto no es justo y no es verdad», zanjó.

Para Bergoglio, desde el islam se busca «la paz y el encuentro», como subrayó después de un encuentro que mantuvo en el Vaticano con el gran imán de la universidad islámica de El Cairo Al Azhar, Ahmed Al Tayeb, con quien se reunirá de nuevo esta semana en la capital egipcia.

Pero el papa también ha advertido que el terrorismo «crece cuando no hay otras opciones», una afirmación que enlazó con otra idea que repite: hay un «terrorismo de base» que propicia la consideración del «Dios dinero» en las estructuras económicas mundiales dominantes.

Y aunque ha considerado que es «aberrante» asesinar en nombre de Dios, ha asegurado a continuación que «no se puede ofender» la religión o «burlarse» de ella, una afirmación que hizo tras el ataque en París a la redacción de la revista «Charlie Hebdo» que publicó una caricatura del profeta Mahoma.

«Tenemos la obligación de hablar abiertamente, de tener esta libertad, pero sin ofender», dijo en 2015.

La matanza parisina, en nombre del extremismo religioso islámico, provocó las siguiente palabras de Bergoglio: «Espero que los dirigentes religiosos, políticos e intelectuales, especialmente musulmanes, condenen cualquier interpretación fundamentalista y extremista de la religión, que pretenda justificar tales actos de violencia».

Un pensamiento que renovó en su encuentro en el Vaticano con Al Tayeb, el máximo responsable del centro islámico de referencia para los suníes, una cita que descongeló las relaciones entre ambas partes.

Esos vínculos habían quedado interrumpidos como protesta por las declaraciones del papa Benedicto XVI sobre la necesidad de proteger a los cristianos en Egipto y Oriente Medio.

Agenda

En Egipto, el Papa mostrará también cómo el diálogo está propiciando un acercamiento entre los propios cristianos y símbolo de ello será la presencia del patriarca ortodoxo Bartolomé, invitado también a El Cairo por Al Tayeb.

También visitará al papa copto ortodoxo Teodoro II, con quien protagonizará además un encuentro con el que ambos recordarán a las víctimas de los ataques en Egipto contra los fieles coptos cometidos durante los últimos meses.

De esta manera Bergoglio continúa la vía del ecumenismo que destacó en su hasta ahora último viaje internacional: cuando en Suecia asistió a la conmemoración de los 500 años de la Reforma de Lutero, en un gesto con el que quiso demostrar que hasta las rivalidades más seculares pueden desaparecer con el diálogo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba