Actualidad Internacional

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, envía mensaje de integración a Colombia

Tras su triunfo en la elección de la Constituyente del domingo, afirmó que, aunque están en orillas opuestas, Bogotá y Quito pueden caminar juntas hacia el proceso de integración de América Latina.

El Presidente bajó el tono. Del orador beligerante, que incluso sacaba a un periodista cuando le molestaba una pregunta, pasó a mostrarse conciliador frente a los comunicadores de casi 30 medios extranjeros -entre ellos EL TIEMPO- que lo acompañaron este lunes en un desayuno de trabajo.

Sobre Colombia, dijo que a pesar de que ideológicamente están en orillas opuestas con su Gobierno, tendrá las mejores relaciones, ya que los dos países están ilusionados con una verdadera integración.

Sobre el diálogo que propuso el domingo en la noche a la oposición una vez conoció los sondeos a boca de urna que daban a su partido, Alianza País, como triunfador, dijo que negociará con todos, menos con los hermanos Gutiérrez (Lucio y Wilmar) y con Álvaro Noboa. «En Sociedad Patriótica (partido de Lucio) y el Prian (de Noboa) debe haber gente decente. Yo no me puedo sentar a conversar con ellos, que representan la corrupción. Es convertirnos en cómplices», anotó.

Al final, a modo de sarcasmo hacia la prensa, Correa anunció que les enviaría un «saludo» a las Farc, «porque, según un reporte, nos están ‘financiando’. Así que un gran abrazo combativo y revolucionario a las Farc de mi parte».

¿Cómo conciliará las relaciones con Colombia tras la consolidación de su proyecto socialista, con un gobierno de tendencia de derecha, como el de Bogotá?

Eso sería problema si estuviéramos dentro del mismo país y donde la gente tenga que elegir una de las dos opciones. Pero somos respetuosos, mucho más con un país tan querido y tan hermano como Colombia.

Independientemente de si tienen un gobierno de derecha, vamos a tener las mejores relaciones. Créame que uno va a tener más coincidencias con gobiernos de la misma línea, pero en cuanto al respeto, el aprecio o la estimación, la inclinación ideológica de los demás países de la región es prácticamente irrelevante.

En el modelo de socialismo de siglo XXI. ¿Cómo será ese proceso de integración con Latinoamérica?

Yo no creo en modelos. El socialismo del siglo XXI es una ideología que enfatiza la vocación integracionista de nuestro pueblo, la necesidad de buscar esa nación latinoamericana. Esa necesidad la comparten los gobiernos que se enmarcan dentro del socialismo del siglo XXI y también gobiernos de otra tendencia, como el colombiano y el peruano.

¿Cómo hará para controlar a la prensa?

Yo no tengo que buscar soluciones, eso lo tienen que buscar los asambleístas. Creemos que no hay libertad sin responsabilidad y esa es la parte que falta. No nos interesa controlar la prensa.

¿La inversión extranjera tiene algo de qué preocuparse?

No tenemos nada contra ella. Más aún, bienvenida, la que cumple con sus trabajadores, con sus usuarios, sus clientes, con el medioambiente, con el Estado. Pero la que nos cree colonia, no.

¿La nueva Constitución ecuatoriana se parecerá a la venezolana?

No conozco la venezolana. Ya hay un proyecto de Constitución, en que supongo que se analizaron ciertas experiencias de otros países. Pero tengo que confesarle mi ignorancia en este sentido.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba