ActualidadActualidad Internacional

Maha Vajiralongkorn será el próximo Rey de Tailandia

El heredero al trono de Tailandia, el príncipe Maha Vajiralongkorn, recibe de su padre, el rey Bhumibol Adulyadej, fallecido este jueves, un legado difícil de superar: un reinado de los más largos y apreciados de la historia tailandesa, convirtiendose en Rama X -décimo monarca de la dinastía Chakri-.

El único hijo varón del rey Bhumibol y la reina Sirikit nació el 28 de julio de 1952 en el Palacio Dusit de Bangkok, cuando su progenitor llevaba seis años en el trono. Cursó la educación primaria y secundaria en el centro Chitralada, en la capital tailandesa, antes de ingresar en colegios privados en el Reino Unido y Australia.

En 1975, se graduó en la Real Academia Militar de Duntroon, en Canberra. Mientras que en 1987 obtuvo el título de Derecho en la universidad tailandesa de Sukhothai Thammathirat.

A los 20 años, fue nombrado príncipe heredero en una ceremonia en la que juró: «Seré leal y honesto con la nación y el pueblo, dedicaré todos mis esfuerzos y abnegación en cumplir mis responsabilidades con la prosperidad, felicidad y seguridad de Tailandia hasta mi muerte».

En los años siguientes completó una solida formación militar con su integración en la Dirección de Inteligencia del Ejército, en 1975, y la Guardia Real.

Participó en programas de formación en Australia y Estado Unidos, y viajes de observación a Inglaterra, Bélgica, Alemania, Francia y Holanda que le adiestraron en tácticas especiales de guerra, paracaidismo, vuelo de aviones y helicópteros y uso de armas modernas.

En Tailandia, intervino en diversas operaciones militares, como las llevadas a cabo contra la insurgencia en el norte y noreste del país y las organizadas para proteger campamentos de refugiados camboyanos en Khao Lan, en la provincia de Trat.

La carrera militar elevó al príncipe heredero a los rangos de almirante en la Armada y general en los cuerpos de Aire y Tierra, al tiempo que desempeñó un papel notable en las Fuerzas Armadas durante años antes de asumir, tras el retiro, unas funciones más ceremoniales.

Su vocación por los aviones y sus más de 1.000 horas de vuelo en distintos tipos de aeronaves le valieron en título en la prensa tailandesa de «príncipe piloto».

En 1987, ganó el concurso anual de operaciones aéreas que se celebró en la provincia de Lopburi.

En 1994, se convirtió en instructor de pilotos de aviones F-5 E/F, un prototipo de la familia de cazas de combate supersónicos ligeros diseñados y fabricados por Northrop en Estados Unidos.

El legado

El príncipe ha seguido los pasos de su padre en los programas sociales y desde su juventud le acompañó en las visitas a comunidades rurales para inaugurar o seguir proyectos reales destinados a mejorar la sanidad y el uso de los recursos naturales.

Bajo el patrocinio del heredero al trono se han abierto seis escuelas en áreas necesitadas y 21 hospitales denominados «Somdej Phra Yupparat».

En 2007, Vajiralongkorn pilotó un avión comercial, un Boeing 737-400, de Bangkok a la norteña Chiang Mai con el propósito de recaudar donaciones para dotar de equipos médicos hospitales en las sureñas provincias de Pattani, Yala y Narathiwat.

En cuanto a su vida familiar, el príncipe se ha casado en tres ocasiones y es padre de 7.

La primera fue 1977, con Soamsavali Kitiyakara, una prima por el lado materno que le dio una hija, Bajrakitiyabha, y de la que se divorciaría.

Luego mantuvo una sonada y larga relación con la actriz Yuvadhida Polpraserth, que acabó en boda en 1994 y separación en 1996, y de la que nacieron cuatro hijos, que residen en el extranjero, y una hija, Sirivannavari Nariratana.

La tercera boda se hizo pública en 2005, con la plebeya Srirasmi Suwadee, que le dio es mismo año un hijo, Dipangkorn Rasmijoti.

El matrimonio se disolvió en 2014, cuando estallo un escándalo que implicaba a la familia de la esposa con abusos y todos fueron desposeídos de los títulos.

Tiempo para el duelo

El príncipe Vajiralongkorn ha pedido un periodo de duelo antes de suceder a su padre, informó en rueda de prensa el primer ministro tailandés, el general Prayut Chan-ocha.

Prayut explicó que se había reunido con el príncipe, de 64 años, y que este le comunicó su deseo de compartir el duelo con todos los tailandeses antes de ser coronado.

El anuncio de Prayut explica por qué la Asamblea Legislativa Nacional de Tailandia, que comprende ambas cámaras, celebró una sesión extraordinaria uno poco antes, pasadas las 21.00 hora local, y la levantó sin proclamar al nuevo rey del país.

Además de asumir la corona, Vajiralongkorn, que no cuenta con el carisma cosechado por su padre durante décadas, heredará el control de la Oficina de las Propiedades de la Corona, que fue valorada por Forbes en unos 35.000 millones de dólares.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba