Actualidad Internacional

El rescate de los mineros de Chile se prolongará al menos tres meses

Milagro. Esa es la palabra que más se menciona en las últimas horas en Chile, tras la localización con vida de los 33 mineros atrapados durante 17 días en una mina de cobre y oro de la región de Atacama, en el norte del país. Sin embargo, los familiares tendrán que esperar al menos tres meses para poder volver a abrazar a los trabajadores. Según el ingeniero que ha estado a cargo de hacer llegar la sonda hasta el refugio donde se encuentran los mineros, realizar un nuevo agujero para poder sacar a los atrapados llevará «tres o cuatro meses».

 

André Sougarret, ingeniero de Corporación Nacional del Cobre (Codelco), la empresa estatal que explota la mina, ha declarado al diario chileno La Tercera que está en camino la maquinaria necesaria para realizar otro agujero paralelo al pequeño túnel por el que ha viajado la sonda donde ayer los mineros ataron dos notas para anunciar que siguen con vida.

 

«Lo que vamos a hacer es una excavación vertical, es lo más rápido porque estamos hablando de 700 metros, y con un equipo mecanizado», ha explicado Sougarret en declaraciones a Radio Cooperativa. Con la máquina, ha dicho, se realizará «una perforación … al orden de 13 pulgadas y posteriormente se pone un plato escareador que va ampliando a 66 centímetros».

 

«Las máquinas que van a operar están en camino. La máquina es una que está en la división Andina de Codelco, el transporte se inicia mañana», ha dicho el ingeniero. «Esto tiene sus tiempos, va a requerir un par de meses, de 3 ó 4 meses».

 

También ha aventurado que no se descartan «alternativas distintas» para sacar a los mineros, como el uso de sondas utilizadas en el sector petrolero, «de diámetros y de velocidades mayores, pero tienen ciertos riesgos que tenemos que evaluarlos», según ha declarado Sougarret al diario El mercurio.

 

Según los especialistas, los mineros atrapados pueden haber perdido unos 5 a 7 kilos, pero no estarían deshidratados ya que contarían con agua proveniente de las mismas perforaciones que hacen las máquinas. Los trabajadores atrapados pertenecen a una pequeña mina de cobre y oro San José, ubicada en pleno desierto de Atacama y a unos 800 kilómetros al norte de la capital chilena.

 

Prioridad: alimentarlos

 

El ingeniero ha dicho que esta mañana se están llevando a cabo más labores de contacto con los mineros y se está trabajando para mantener la vía de comunicación abierta para así poder empezar a suministrar los alimentos, prioridad en estos momentos. La idea, explica, es enviarles a través de una cápsulas, alimento líquido, mandar un auricular para tener contacto directo, así como intentar tener al menos tres pozos adicionales «y poder tomar contacto con otras vías, para mantener una comunicación expedita para saber el estado de la ventilación y cómo están de salud.

 

El presidente presidente chileno, Sebastián Piñera, ha confirmado que: «Ya estamos entubando la perforación para poder aportarles medicamentos, alimentos, hidratación, comunicación e iluminación, porque la tarea restante va a tomar tiempo y tenemos que tener seguridad de que están en buen estado».

 

«La espera es muy diferente ahora. Es una espera sin angustia. Esto no se acaba, pero estamos más esperanzados que el final se viene», ha dicho Elias Barrios, un trabajador agrícola de 57 años que tiene a su hermano atrapado en la mina.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba