Actualidad Internacional

Elliott Abrams pide a Biden no relajar las sanciones y mantener presión contra Maduro

«Realmente están contra la pared«. Esta es la visión de Elliott Abrams, el enviado especial del Gobierno de Estados Unidos para Venezuela e Irán, refiriéndose al impacto generado por las sanciones impuestas por Washington a la gestión de Nicolás Maduro, una estrategia que según opinó el experimentado diplomático, no variará sustancialmente, ya que existe consenso bipartidista en EE. UU. acerca de la necesidad de mantener la presión contra el estamento de poder enclaustrado en Miraflores, por lo que pidió al futuro presidente Joe Biden que no le ofrezca «un regalito» a Maduro.

En una entrevista con la agencia británica de noticias Reuters, Abrams manifestó que, aunque no espera grandes cambios en la política de Estados Unidos con respecto a Venezuela cuando Biden asuma el cargo el 20 de enero, «siempre me ha preocupado» que la gestión demócrata pueda relajarse con Maduro, si bien, agrega, no ha visto señales de eso en Biden y sus asesores.

Continuar la presión

Siguiendo con el tema de las sanciones y el efecto que han tenido para presionar al madurismo, el enviado especial estadounidense apuntó que «realmente están contra la pared. Tenemos mucha influencia y deberíamos usarla. Mi consejo (al gobierno de Biden) sería no darles regalos a Maduro”.

Por otro lado, Abrams reafirmó la posición expresada por altos funcionarios estadounidenses, como el secretario de Estado, Mike Pompeo, además del embajador de EE. UU. en Venezuela, James Story, acerca del carácter fraudulento de las elecciones parlamentarias de este domingo promovidas por el oficialismo. En este sentido, el veterano ‘halcón’ advirtió de la posibilidad de más sanciones contra los responsables de «esta farsa«.

Llamado a la comunidad internacional

Lo cierto es que la actual Administración del presidente Donald Trump reafirma su postura de que seguirán reconociendo a Juan Guaidó como presidente de Venezuela luego del 5 de enero de 2021, fecha en que tomará posesión la nueva Asamblea Nacional surgida de los comicios del 6D, en los que la gran mayoría de las fuerzas opositoras no participará.

Voceros del Departamento de Estado han pedido a la comunidad internacional que no reconozca el evento electoral del 6D. «La comunidad internacional no puede permitir que Maduro, que está en el poder ilegalmente porque robó las elecciones de 2018, gane al robar unas segundas elecciones«, dijo un funcionario de este despacho que pidió el anonimato.

La declaración del Departamento de Estado deja claro que el Gobierno del mandatario saliente Donald Trump, seguirá considerando a Guaidó como presidente interino de Venezuela incluso después de que pierda su asiento en la AN.

Sin embargo, a Trump, que ha sido uno de los aliados más fieles de Guaidó, solo le quedarán quince días en el poder cuando tome posesión el nuevo Parlamento venezolano, pues el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, llegará al poder el 20 de enero.

Aunque Biden ha dejado clara su oposición a Maduro y no se espera que haga grandes cambios inmediatos a la estrategia de Trump, el demócrata no ha aclarado explícitamente si seguirá reconociendo a Guaidó como presidente interino venezolano, una vez que se quede sin escaño en el Parlamento.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba