Actualidad Internacional

En busca del pacto nacional

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y sus opositores inician este jueves en Cochabamba un proceso de diálogo en la búsqueda de un pacto nacional que ponga fin a la crisis política que atraviesa el país.

Morales se reunirá con los prefectos autonomistas de Tarija, Beni, Santa Cruz y Chuquisaca, y con los mediadores nacionales e internacionales para desarrollar el preacuerdo firmado el martes, en el que las partes se comprometen a analizar todos los asuntos que los mantienen enfrentados.

El presidente hizo un llamado a la oposición a aplicar inmediatamente los términos del preacuerdo para acabar con la crisis y reestablecer el orden.

El mandatario también propuso negociar a tiempo completo, a puerta cerrada y sin parar hasta que se concreten los pactos definitivos, para no prolongar durante un mes o más las conversaciones, como sugiere el texto.

Bloqueo oficialista

La colaboradora de BBC Mundo en La Paz, Mery Vaca, indica que a pesar del inicio de las conversaciones, grupos de campesinos afines a Morales continúan con el cerco en torno a la ciudad de Santa Cruz.

Los oficialistas también exigirán la renuncia del prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas.

Vaca agregó que seguidores de Evo Morales, además, se están concentrando en Cochabamba, en el centro del país, para seguir de cerca el proceso de diálogo.

La apertura de las conversaciones se produce cuando el departamento norteño de Pando llega a su quinto día en estado de sitio y con su prefecto, Leopoldo Fernández, detenido.

Oficialismo y oposición también acordaron realizar una investigación imparcial sobre la muerte de 16 campesinos afines al gobierno en Pando, lo que condujo al arresto de Fernández.

En las conversaciones también estarán los delegados de los organismos internacionales y entidades que actuarán como testigos: la Iglesia Católica, la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos, representada por su secretario general, José Miguel Insulza.

Los planes de Morales de redistribuir la riqueza y de dar una mayor participación a la comunidad indígena han causado reacciones que provocaron la actual crisis política y los hechos de violencia.

El preacuerdo da algunas pautas para tratar de resolver el conflicto con los autonomistas. Por ejemplo, el gobierno reconoce las autonomías departamentales y restituye a las regiones los ingresos petroleros que sobraban del pago de una renta a los ancianos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba