Actualidad Internacional

En Jerusalén se hace historia

Este miércoles, un hecho inusitado tendrá lugar en Jerusalén: una delegación de la Liga Árabe llegará a Israel, país que siempre ha rechazado.

Su misión es reunirse con el primer ministro Ehud Olmert y otros funcionarios de alto rango israelíes para discutir la iniciativa de paz propuesta por la Liga, y la delegación está compuesta por los cancilleres de Egipto y Jordania, los únicos dos países árabes que han firmado acuerdos de paz con el Estado judío.

La iniciativa le ofrece a Israel relaciones diplomáticas normales con las naciones árabes a cambio de una retirada completa de los territorios ocupados, la creación de un Estado palestino y una solución justa al problema de los refugiados.

Aunque cuando fue confeccionada inicialmente, en 2002, el gobierno israelí no mostró mucho interés, recientemente ha indicado que está dispuesto a discutirla.

Más aún, según el diario israelí Haaretz, el primer ministro israelí va a ofrecer a los palestinos «un acuerdo de principios» con vistas a la creación de un Estado palestino en la mayor parte del territorio de Cisjordania y Gaza.

«Si la propuesta es aceptada por los palestinos, las dos partes comenzarían negociaciones sobre las características del Estado palestino, sus instituciones oficiales, su economía y las regulaciones aduaneras que tendría con Israel», indicó Haaretz.

Optimistas y pesimistas

Algunos observadores consideran la visita de la Liga Árabe como parte de una intensa ofensiva diplomática que busca revivir el moribundo proceso de paz del Medio Oriente.

Sugieren que la paz es todavía posible si las fuerzas moderadas se unen.

No obstante, según señala la corresponsal de la BBC en Jerusalén, Bethany Bell, en otros círculos hay un profundo pesimismo frente a la posibilidad de que estos pasos realmente estén siguiendo un camino que lleve a algún lugar distinto.

Bell agrega que además se cierne sobre cualquier iniciativa la sombra de la preocupación por las enormes divisiones internas entre los mismos palestinos.

Aprovechando la situación

Y ese fue precisamente un tema que figuró en las conversaciones entre el rey Abdula de Jordania y el presidente George W. Bush en la cena que compartieron en la Casa Blanca el martes.

Según el corresponsal de la BBC en Washington, Duncan Kennedy, Bush ha estado tratando de convencer al rey y a otros dirigentes árabes de que apoyen al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, después de que su partido Fatah perdiera el control de la Franja de Gaza, ahora en manos de Hamas.

La estrategia, indica Kennedy, forma parte de la reciente aceleración de la diplomacia estadounidense y de otros que ven la situación como una oportunidad para traer a los palestinos moderados a la mesa de negociación.

La semana pasada, Bush propuso que se realizara una conferencia internacional sobre el Medio Oriente, la cual tendrá lugar al parecer en unos meses y contará con la participación de israelíes, palestinos y representantes de naciones árabes.

El rey de Jordania ya había aplaudido la idea pero señaló que se debe hacer más para afianzarla.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba