ActualidadActualidad Internacional

Crónica: Entre vítores y abucheos recibieron a Capriles en Perú

Por: Carla Michelotti
Especial desde Perú

“Y el pobre en su choza libertad pidió. A este santo nombre tembló de pavor el vil egoísmo que otra vez triunfó”. Ataviados con gorras y banderas amarillo, azul y rojo y con el Gloria al bravo pueblo a viva voz, unos cuarenta venezolanos residentes en Perú recibieron este jueves al líder opositor, Henrique Capriles Radonski, horas antes de su encuentro con el presidente peruano, Pedro Pablo Kuzcynski.

El gobernador del estado Miranda llegó a Lima la noche de este miércoles con un propósito básico: obtener un derecho de palabra ante las autoridades del Congreso peruano y conversar personalmente con el presidente Kuczynski para invocar solidaridad internacional ante la petición de un referendo revocatorio en su país.

“Nosotros en Venezuela ahorita tenemos una situación de emergencia: tenemos una de las más altas violencias en el mundo; la más alta inflación y escasez del mundo y el segundo salario mínimo más bajo de toda América”, aseguró en rueda de prensa.

Para solucionar la crisis interna del país, Capriles señaló que es primordial que se celebre el referendo revocatorio y advirtió que si se produce un estallido social, podría tener repercusiones en toda la región.

“Por una Venezuela libre”

Representantes de la comunidad venezolana en Perú celebraron la visita de Capriles a Lima, por considerarla como una «ventana para la paz».

Es por ello que Juan* acudió a la convocatoria para apoyar al gobernador de Miranda durante su conversación con la prensa internacional en Perú. Tiene menos de un mes en el país. Es profesor universitario en Venezuela y aprovechó la temporada vacacional para visitar a su madre, quien vive en Lima desde principios de 2015 y que, aunque todavía no ha podido tramitar su legalidad, no quiere regresar. Para ella es preferible viajar cada seis meses a la frontera, sellar su pasaporte y regresar a la capital.

El plan de Juan es conseguir empleo antes de que terminen sus vacaciones para traer a su esposa y a su hija pequeña. “Fuera de mi trabajo, tengo que ejercer como taxista hasta cierta hora y luego de eso me pongo a vender hamburguesas. Aun así, el dinero no me alcanza para mantener a mi familia. Me da miedo que mi hija pueda enfermarse y yo no pueda atenderla”, dice.

Isvette vive en Perú desde hace cuatro años. Agradece a Dios la buena recepción que ella, su esposo y dos sus hijos han tenido en el país.

Ellos, como los demás manifestantes, tienen algo en común: consideran que el diálogo entre el líder opositor venezolano y Kuczynski puede favorecer el apoyo internacional para la realización del referendo revocatorio, el paso que, dicen, hace falta para volver a tener una Venezuela libre.

Divergencia de ideales

No todos gritaban a favor de Capriles Radonski. Unos, incluso, lo acusaron de mentiroso y explotador. Unos veinte peruanos con ideologías de izquierda se acomodaron frente a quienes apoyaban la visita del excandidato a la presidencia venezolana y exigieron a gritos su salida del país.

“Yo nunca he ido a Venezuela, pero sé muy bien lo que pasa ahí. Defiendo al proceso bolivariano con orgullo porque todos somos hermanos, ¿por qué tenemos que dividirnos? Si a Venezuela lo interviene Estados Unidos yo soy capaz de ir a defenderla”, aseguró un señor de edad avanzada.

Pese a las pancartas y las consignas, no hubo enfrentamientos entre los dos grupos.

En este sentido, Capriles Radonski agradeció a las instituciones peruanas la apertura que han tenido en torno al tema de su país e invitó a visitar Venezuela a quien no crea que allí hay una verdadera emergencia. “Yo mismo lo voy a llevar a los sectores populares. En mi país, el pueblo hace hasta quince horas de colas para comprar los productos básicos, que deberían estar garantizados. Y no lo digo para exagerar ni para generar sentimentalismo en la prensa peruana, porque no vine para eso”.

La visita del líder opositor ocurre tras la presentación de una moción por parte de cinco de las seis bancadas del Congreso de Perú ante el Gobierno peruano en la que se pide tomar acciones para proteger a sus ciudadanos residentes en Venezuela y proponer a la OEA la formación de una misión «para promover el diálogo y la solución de la crisis» en ese país.

Consultado sobre sus próximos compromisos internacionales, Capriles aseguró que no tiene previsto visitar otros países en el mediano plazo.

 

*Nombre ficticio del entrevistado para resguardar la seguridad.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba