Actualidad Internacional

Enviado de la ONU se reunió con la líder de la oposición en Birmania

El enviado especial de la ONU para Birmania (Myanmar), Ibrahim Gambari, se reunió hoy con la líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi, en Rangún y luego regresó a la capital, Napydaw, para volver a hablar con la Junta Militar del país.

Fuentes diplomáticas afirman que Gambari volvió a Napydaw, de donde salió esta mañana, para hablar con el «hombre fuerte» del régimen militar, el general Than Shwe.

Gambari había podido reunirse con la activista de la oposición tras recibir el beneplácito de la Junta Militar, según indicaron fuentes diplomáticas. Previamente, el enviado especial de la ONU había mantenido un encuentro con la misma Junta en la nueva capital birmana, con el objetivo de que se termine con la violenta represión contra civiles que participan en las manifestaciones contra el gobierno.

Suu Kyi es el símbolo de la resistencia a la dictadura militar, la que dirige los destinos de esta nación desde hace 45 años. Premio Nobel de la Paz y líder de la Liga Nacional para la Democracia (LND), partido que venció en las elecciones de 1990 desautorizadas por la Junta, Suu Kyi permaneció bajo arresto domiciliario 11 de los últimos 18 años. El último arresto comenzó en 2003.

Más detenidos

Por otra parte, la Junta Militar prosigue con los arrestos a opositores en todo el país. Precisamente, Win Mya Mya, responsable de la LND en la ciudad de Mandalay, fue detenida anoche por las fuerzas de seguridad, en relación a las manifestaciones contra el gobierno que desafían a la Junta Militar de Birmania (Myanmar) desde hace más de un mes.

Tin Win Yee, su hermana, comentó en una entrevista radial que se encontraban esperando que fueran a arrestarla, por lo que ya tenía preparada una valija con ropa para llevarse con ella.

Ya en otras oportunidades Win Mya Mya, de 58 años de edad, estuvo encerrada en prisiones de Birmania, principalmente entre los años 2001 y 2004. También otros referentes y voceros de los movimientos pro democracias fueron detenidos en las horas recientes, aumentando el número de arrestados a más de 1.200, entre los que hay cerca de mil monjes.

El cerco a los monasterios continúa en la capital, a la que ha llegado un refuerzo de unos 20.000 efectivos según informaron los medios de la oposición en el exilio.

Las manifestaciones en Birmania comenzaron el 19 de agosto en respuesta a las subidas de los precios de los combustibles y el 17 de septiembre los monjes budistas se pusieron al frente de las protestas, tras vencer el plazo dado al Gobierno para disculparse con el monacato por golpear bonzos en las movilizaciones. La cifra oficial de muertos se eleva a 16, entre ellos un niño.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba