Actualidad Internacional

Estado de alerta en Nigeria tras enfrentamientos étnico-religiosos que dejan al menos 500 muertos

Más de 500 habitantes de aldeas cristianas murieron a machetazos y quemados en ataques perpetrados el fin de semana por ganaderos musulmanes en el centro de Nigeria, escenario de enfrentamientos religiosos y étnicos, según un balance anunciado este lunes por las autoridades.

Los ataques, coordinados según los testigos, tuvieron lugar el sábado por la noche en tres aldeas al sur de Jos, capital del estado de Plateau.

De acuerdo con las mismas fuentes, que describen escenas dantescas, en tres horas, al menos 500 personas, entre las que había muchas mujeres y niños, fueron masacradas con machetes y quemadas.

Todas las fuerzas de seguridad de Plateau y de los estados aledaños se encuentran en estado de alerta máxima desde el domingo por la noche por orden del presidente interino, Goodluck Jonathan.

«Más de 500 personas resultaron muertas en este acto abominable perpetrado por ganaderos fulanis», afirmó este lunes Dan Majang, responsable de comunicación del estado de Plateau. Precisó que 95 personas fueron detenidas después del ataque.

Peter Gyang, un habitante de Dogo Nahawa, la aldea más afectada, perdió a su mujer y a dos hijos. «Hicieron disparos para asustar a la gente y luego los mataron a machetazos», contó a los periodistas. «El ataque comenzó en torno a las 3 de la mañana y duró hasta las 6. No vimos a ningún policía», añadió.

«Aparentemente estaba bien coordinado, los asaltantes lanzaron ataques de forma simultánea (…) Muchas casas fueron quemadas», relató Shamaki Gad Peter, responsable de una organización defensora de los derechos humanos en Jos tras acudir el domingo a las tres aldeas. «El nivel de destrucción es enorme», aseguró.

Unos habitantes citados por el diario nigeriano ‘The Guardian’ dijeron que cientos de cuerpos yacían sobre las calles el domingo después del ataque. Otros testigos, citados por el diario ‘The Nation’, contaron entre 300 y 500 atacantes.

El domingo por la tarde se oficiaron funerales colectivos y este lunes habrá más, según responsables locales.

El ataque fue cometido por ganaderos de la etnia fulani, de mayoría musulmana, contra los berom, una etnia sedentaria que profesa la fe cristiana.

Según una fuente oficial, los últimos informes de seguridad dejan entrever que «los integristas islámicos» en la región han instigado el ataque contra los berom.

Gracias al refuerzo de las fuerzas de seguridad, no se registraron nuevos enfrentamientos el domingo por la noche, afirmó Frank Tatgun, un habitante de Dogo Nahawa.

Sin embargo, en un comunicado publicado el domingo, el Foro de los Cristianos del estado de Plateau acusó al Ejército nigeriano de permanecer pasivo durante el ataque. «¿Por qué no intervinieron los soldados?», se interroga la organización.

La región está sometida a un toque de queda entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana desde el anterior episodio de violencia interreligiosa de enero, cuando más de 300 personas murieron en Jos y en sus alrededores.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba