Actualidad Internacional

ETA amenaza mandato de Zapatero

La sombra de una ofensiva de ETA se cierne sobre el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero al cumplirse ayer dos años del comienzo del fallido »alto el fuego permanente» que dio lugar a las frustradas negociaciones entre Gobierno y la organización armada vasca.

»Si (ETA) rompe la tregua (de marzo del 2006) no es sino para volver a la violencia, por eso tenemos que prepararnos para un ciclo largo de violencia», afirmó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez-Rubalcaba, a la estación de radio Cadena Ser.

El ministro expresaba de esta manera el temor de su departamento cuando se cumplen dos años desde que el 24 de marzo del 2006 entrara en vigor un »alto el fuego permanente», decretado dos días antes por ETA, que permitió el inicio de un proceso negociador entre el Gobierno y la organización independentista armada vasca.

ETA marcó de hecho el fin de la tregua el 30 de diciembre de ese mismo año con el atentado contra el aeropuerto de Madrid, en el que fallecieron dos ecuatorianos, aunque el punto final formal llegó el 5 de junio del 2007.

Desde entonces, la organización armada vasca ha realizado varias acciones, la más grave de las cuales fue el asesinato a tiros el pasado 7 de marzo, dos días antes de las elecciones legislativas españolas, de un ex concejal socialista de la localidad vasca de Mondragón (norte).

El viernes pasado, la organización armada hizo estallar un coche bomba cerca de la casa-cuartel de la guardia civil en Calahorra (La Rioja, norte) causando un herido leve, tras alertar de la colocación del explosivo.

Según fuentes de la lucha antiterrorista, citadas por el diario El País, el hecho de que ETA haya vuelto al asesinato con un pistolero, un tipo de delito que no había vuelto a perpetrar desde febrero de 2003, y al coche-bomba, supone que busca conseguir el »mayor impacto» entre la población. »El interés de la banda es dar impresión de capacidad ofensiva y extender el miedo en la población», según estas fuentes citadas por el diario español.

Todo ello parece consecuencia de la preeminencia de los partidarios de la línea dura, uno de cuyos principales exponentes sería el supuesto jefe de los comandos de ETA, Garikoitz Aspiazu, alias »Txeroki», en el seno de la organización independentista armada vasca, según los expertos de la lucha antiterrorista, citados por la prensa española.

Aunque desde el final de la tregua también se han multiplicado los golpes contra la organización armada con la detención de varios activistas, entre ellos los supuestos autores del atentado contra el aeropuerto de Madrid, lo que ha debilitado la capacidad operativa de ETA.

En lo que va de año, 33 presuntos miembros de la organización armada vasca han sido detenidos, y desde el final del alto el fuego, la cifra se eleva a 100, según el ministerio del Interior español.

ETA »se sabe débil, pero tiene capacidad todavía para hacer cosas. Pues las va a hacer, va a intentar demostrar que no está débil haciendo cosas, desgraciadamente esa es la lógica», afirmó Rubalcaba ayer.

El jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reelegido el pasado día 9, ha colocado la lucha contra ETA entre sus prioridades, al tiempo que afirma que »no hay expectativas» de una nueva negociación con la organización armada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba