Actualidad Internacional

Ex gobernador de oposición evadió prisión en Venezuela

El ex gobernador del estado Yaracuy y dirigente de oposición Eduardo Lapi, señalado por la presunta comisión de hechos de corrupción, se evadió de la cárcel en la que se encontraba detenido, informó el domingo el gobierno.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Tarek El Aissami, indicó que las autoridades del penal advirtieron la ausencia de Lapi a las 6.00 de la mañana del domingo y señaló que la Policía Científica ya inició las investigaciones y la búsqueda del ex gobernador.

Agregó que tanto la Interpol como los puestos de inmigración fueron alertados para evitar la salida de Lapi del país.

Aún se desconoce si el ex gobernador fue ayudado a escapar por funcionarios del Internado Judicial de Yaracuy, al occidente de la capital.

El secretario de seguridad de Yaracuy, Oscar Baquero, dijo a los medios de comunicación en el penal que la fuga podría haberse producido entre las 9 de la noche del sábado y las 5.00 de la mañana del domingo.

Lapi fue gobernador del estado Yaracuy, al occidente de la capital, durante dos períodos consecutivos, desde 1998 hasta 2004, por el partido Convergencia.

La Fiscalía le imputa la presunta comisión de delitos contemplados en la Ley contra la Corrupción: violación a un proceso licitatorio y tráfico de influencias. Lapi fue detenido en su residencia el 31 de mayo de 2006 y desde entonces permanecía recluido en el Internado Judicial de Yaracuy.

Su abogado defensor, Alejandro Arzola, evitó calificar el hecho como una fuga y dijo a la AP que familiares y amigos fueron alertados sobre la ausencia del ex gobernador al acudir al Internado Judicial para la visita del domingo.

Arzola denunció, además, la violación del derecho al debido proceso en el caso del ex mandatario regional. «A un año de su detención no le han hecho una audiencia preliminar… Ha estado detenido sin haberle realizado la audiencia de juicio», afirmó.

«No solamente se le violó su derecho a la administración de justicia, sino que también estaba en juego su derecho a la vida», dijo y agregó que Lapi había recibido varias amenazas de muerte y de ser trasladado a una prisión más peligrosa.

Arzola exigió a las autoridades respetar la vida del dirigente y garantizar sus derechos humanos.

El caso de Lapi se suma al de otros dirigentes de oposición que han evadido la justicia venezolana. En agosto de 2006, el dirigente sindical que lideró una huelga de dos meses contra el gobierno, Carlos Ortega, escapó de una prisión militar con tres oficiales condenados por el delito de rebelión por apoyar a un grupo de supuestos paramilitares colombianos, apresados en 2004, y señalados de participar en un plan para asesinar al presidente Hugo Chávez.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba