Actualidad Internacional

Fidel Castro justifica patada a árbitro en los Juegos Olímpicos

El ex presidente Fidel Castro llamó el lunes a revisar la situación del deporte en la isla tras la caída de Cuba en el medallero olímpico, pero justificó a un representante isleño en taekwondo, quien fue sancionado por patear a un árbitro.

Angel Valodia Matos se encontraba «predispuesto e indignado» por una decisión injusta del árbitro, luego incluso de que a su entrenador «lo habían tratado de comprar», dijo Castro en una columna de opinión publicada en medios de prensa locales.

El atleta fue medalla de oro en los Olímpicos del 2000 y era la esperanza en el taekwondo para la isla, pero mientras combatía por el bronce en la división de más de 80 kilos contra el kazajo Arman Chilmanov agredió al árbitro y quedó descalificado de por vida.

El juez sueco Chekir Chelbat decretó el fin del desafío en el segundo asalto, y la derrota del cubano, quien en ese momento ganaba 3-2 pero se tomó unos segundos al ser lesionado. La patada en el rostro ocasionó que el árbitro requiriera de varias puntadas en el labio inferior izquierdo.

«No pudo contenerse», explicó Castro en una de sus habituales «Reflexiones».

Cuba logró en las Olimpiadas de Beijing dos preseas de oro, 11 de plata y 11 de bronce, cayendo desde el puesto 11 en los Juegos de Atenas 2004 al lugar 28 en esta ocasión.

Pese a justificar a los deportistas isleños y lamentar el mal arbitraje o los intentos de comprar atletas, Castro también realizó su autocrítica.

«Seamos honestos y reconozcámoslo todos. No importa lo que digan nuestros enemigos. Seamos serios. Revisemos cada disciplina, cada recurso humano y material que dedicamos al deporte. Debemos ser profundos en los análisis, aplicar nuevas ideas, conceptos y conocimientos», comentó.

El ex gobernante dijo que siguió las competencias olímpicas que transmitió un canal de televisión durante las 24 horas.

«Los atletas cubanos que compitieron en Beijing y en vez de oro trajeron plata, bronce o un lugar destacado en las competencias, tienen un enorme mérito como representantes del deporte amateur que dio origen al resurgimiento del movimiento olímpico», expresó Castro.

También hizo alusión a varios de los casos donde se reclamó el arbitraje como en el boxeo, donde la isla no obtuvo sus habituales preseas de oro y debió conformarse con cuatro platas y cuatro bronces.

En sonados casos los meses de preparación para las olimpíadas, algunos púgiles desertaron de la isla para probarse como profesionales en otros países.

«Días atrás escribí sobre nuestro deporte. Venía denunciando desde hace rato las repugnantes acciones mercenarias contra esa actividad revolucionaria y en defensa del valor y el honor de nuestros atletas», comentó Castro.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba