Actualidad Internacional

Francia pide la renuncia de Aristide

Seguidores armados del presidente haitiano Jean Bertrand Aristide levantaron barricadas y saquearon ayer Puerto Príncipe, anticipando un ataque de los rebeldes alzados contra el gobierno, mientras Francia se convirtió en el primer país que pidió la renuncia del mandatario.

Fuentes diplomáticas señalaron por la noche en París que los responsables franceses decidieron »abandonar» al presidente haitiano y quieren que se celebren elecciones presidenciales antes del verano boreal.

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Dominique de Villepin, propuso »el inmediato establecimiento de una fuerza civil de paz» en Haití y anunció que, en principio, recibirá el viernes a representantes de la oposición y del gobierno haitianos.

»Por lo que atañe al presidente Aristide, él tiene una grave responsabilidad por la actual situación», dijo el canciller. «A él le corresponde sacar las conclusiones dentro del parámetro de la ley. Es su decisión, es su responsabilidad».

La insurgencia, por su parte, expresó que sólo depondrá sus armas si Aristide renuncia, dijo su jefe militar, Guy Philippe.

»Si Aristide se va … nosotros deponemos las armas», dijo Philippe en Cabo Haitiano (norte), cuando era interrogado sobre las declaraciones de de Villepin, que fueron interpretadas como en favor de la dimisión del Presidente.

Philippe agregó, sin embargo, que los rebeldes quieren capturar al Presidente para juzgarlo por «alta traición, asesinato, robos».

La oposición, por su parte, consideró inoportuna la propuesta francesa y también rechazó la instalación de un cuerpo internacional con Aristide en el poder.

»El envío de una misión de la oposición a Francia es inoportuna», dijo el dirigente opositor Micha Gaillard en una conferencia de prensa.

»Si vamos, en modo alguno nos reuniríamos con una delegación del gobernante (partido) Lavalas», de Aristide, dijo, «rechazaríamos a cualquier fuerza que llegue a Haití para sostener a Aristide en el poder».

Cerca del aeropuerto, un equipo de la policía antimotines intervino después de que viajeros que estaban en el edificio afirmaron haber sido robados por partidarios de Aristide, y al menos dos aerolíneas cancelaron sus vuelos debido a la inseguridad reinante en el país.

Bandas leales al Presidente que recorrían la capital disparando al aire, cortaron calles y avenidas y saquearon dos locales de ventas de autos. Asimismo, levantaron barricadas utilizando autos, camiones, contenedores y hasta refrigeradoras abandonados.

Piras de neumáticos ardían cerca de la embajada de Estados Unidos, cuyas azoteas fueron tomadas por infantes de Marina.

A tres semanas de iniciada una revuelta que ha dejado más de 70 muertos, no existen perspectivas de un acuerdo y la oposición política se niega siquiera a dialogar con el gobierno de Aristide, quien ha pedido a la comunidad internacional que le mande un cuerpo policial internacional.

Ayer, el presidente George W. Bush abogó por una »presencia de seguridad» internacional una vez que se haya solucionado políticamente la violenta crisis.

»Luego de un acuerdo político, alentaremos a la comunidad internacional a mantener una presencia de seguridad», dijo Bush a los periodistas.

Estados Unidos realizó ayer consultas internacionales sobre el envío de una eventual fuerza de seguridad a Haití, en la ONU, pero también con Francia, Canadá y la Comunidad del Caribe (Caricom), indicó el departamento de Estado.

Esos países, más la OEA, fracasaron en su intento de solucionar la crisis mediante el mantenimiento de Aristide en el poder haya el fin de su mandato en 2006, pero con poderes recortados.

El gobernante aceptó la propuesta y hasta ofreció realizar elecciones legislativas en noviembre. Sin embargo, la oposición rechazó el plan y dijo que cualquier salida a la crisis pasa por su inmediata renuncia.

Por su parte, los insurgentes alzados contra Aristide asaltaron ayer la norteña isla de La Tortuga.

Cinco de los nueve departamentos están en manos de los rebeldes, que declararon su intención de »liberar» Puerto Príncipe.

La oposición política, distanciada de los rebeldes, pidió a estos »no considerar al sur (donde se sitúa la capital) como un bastión» de Aristide, declaró el dirigente opositor, Evans Paul, en Puerto Príncipe.

Philippe, por su parte, expresó que la capital »está prácticamente rodeada y de momento procedemos a la identificación de las fuerzas que le quedan» al Presidente.

Las dos hijas de Aristide, menores de 10 años, abandonaron el miércoles el país hacia Estados Unidos en un vuelo comercial, dijeron fuentes diplomáticas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba