Actualidad Internacional

G-20 acuerda mitigar las necesidades humanitarias y revitalizar el comercio

El presidente argentino Mauricio Macri debió haber amanecido este domingo eufórico en su residencia de Los Olivos. El inquilino de la Casa Rosada, como anfitrión de la primera Cumbre de los 20 países más industrializados y emergentes del planeta, el G-20, obtuvo mucho más de lo que se podía esperar al inicio de la misma.

La Cumbre  inicialmente se mostraba nublada, tras el alto rechazo de una población sumida en el desempleo, la inflación y la devaluación, que obligaron al Gobierno a acuerdo por la ayuda financiera del FMI, y ante la cual partidos opositores, gremios y movimientos sociales prometieron protestar con amplias movilizaciones en las calles.

Ante esto el gobierno había prometido que no toleraría violencia en el marco de la cita presidencial, sobre todo cuando la anterior reunión del G-20 en Hamburgo, Alemania, concluyó con fuertes enfrentamientos por partes de movimientos sociales, ambientalistas y políticos. Hechos que no quería ver Macri en la suya.

Luego, empeoró el panorama con los violetos enfrentamientos callejeros que obligaron a suspender la histórica final entre los dos principales rivales del fútbol argentino: el Boca Juniors y el River Plate. Tras los anuncios de un despliegue inéditos de 22 mil efectivos militares y policiales en la calles de Buenos Aires, que fueron prácticamente desalojadas para garantizar la viabilidad de la cita, la violencia callejera y los enfrentamientos con  policías puso en duda la capacidad del gobierno de Macri de garantizar la seguridad de la Cumbre y sus asistentes.

Resultado de imagen para G-20 ARGENTINA

Después, estaba la gran posibilidad de que los dignatarios no alcanzaran mayores acuerdos, como ya había ocurrido este mismo año en otras citas presidenciales, pues el momento actual trascurre en medio de grandes polémicas y conflictos por el irrespeto por parte del presidente estadounidense Donald Trump a los acuerdos y tratados internacionales a los cuales se había comprometido su país, a la guerra comercial que desató contra China, a las sanciones contra Rusia, Irán, y China, a los desacuerdos con su histórico aliado, la Unión Europea, o a sus divergencias con los consensos en materia ambiental.

Cualquiera de esos factores podía hacer que la X Cumbre del G-20 de Buenos Aires terminara en un fracaso. Pero, no fue así, ningún augurio negativo se cumplió y Macri, más bien, obtuvo éxitos inesperados.

Sin sobresaltos

El despliegue de seguridad se cumplió a cabalidad, no hubo disturbios ni grandes manifestaciones de protestas.

La Cumbre de los Pueblos, o la Contracumbre, convocada por gremios laborales movimientos sociales y políticos, defensores de los derechos humanos, de movimientos ecologistas, entre otros provenientes de todas partes del mundo, desarrolló sus debates y protestas previo a la cita de dignatarios y realizaron su marcha el viernes 30 de noviembre sin mayores sobresaltos.

Además, entre la militarización de las calles de la capital argentina, la presencia de cuerpos militares y de inteligencia nacionales y de otros países –que provocaron el rechazo entre políticos opositores a Macri, a quien acusaron de entregar la soberanía del país-, y el fin de semana feriado que decretó el Gobierno, la ciudad estaba prácticamente desolada.

Por lo que la primera incógnita se supero con creces y la Cumbre se realizó sin sobresaltos.

Resultado de imagen para G-20 ARGENTINA

 

Humo blanco

Por otra parte, para sorpresa de la mayoría, los mandatarios concordaron alrededor de una declaración final de seis páginas y 31 puntos, que se estuvo cocinando en cada una de sus partes durante varios meses, a través de unas sesenta reuniones previas de los equipos técnicos.

Los mandatarios consensuaron a favor de revitalizar el comercio. A 10 años de la primera cumbre del G20, los líderes del grupo afirmaron que el sistema comercial multilateral actual «no cumple con sus objetivos y hay espacio para mejorar», por lo que apoyan la «necesaria reforma de la OMC (Organización Mundial del Comercio) para mejorar su funcionamiento», afirmó la noche del sábado el presidente anfitrión de la cumbre, Mauricio Macri durante una rueda de prensa al cierre del cónclave.

Los presidentes reivindicaron que «el comercio internacional y la inversión son importantes motores de crecimiento, productividad, innovación, creación de empleo y desarrollo» y reconocieron «la contribución que ha tenido el sistema multilateral de comercio hecho para este fin».

Resultado de imagen para G-20 ARGENTINA

El mandatario francés Emmanuel Macron, quien había hecho duras críticas a su homólogo estadounidense Donald Trump por las medidas unilaterales y proteccionistas al comercio de su país, como mucha satisfacción declaró que Trump había aceptado respetar las reglas internacionales.

La única nación que no forma parte del G20, pero asiste a todas las reuniones en calidad de invitada permanente, España, incluyó en la declaración conjunta un capítulo sobre la predisposición de los mandatarios a tomar medidas para mitigar las necesidades humanitarias que conllevan al desplazamiento de los refugiados y que los líderes del grupo observaran «las políticas y tendencias anuales de los movimientos migratorios y desplazamientos internacionales» que tuvieron lugar este año.

Los mandatarios también defendieron el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático, salvo EEUU, que dejó de manifiesto su «decisión de retirarse» del pacto firmado en 2015, que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el acuerdo alrededor de fortalecer el comercio multilateral beneficiará crecimiento mundial y el empleo.

Punto para Macri

En un momento económicamente difícil para Argentina, Macri además tuvo la oportunidad de mantener 17 encuentros bilaterales en apenas cuatro días, lo que secunda su programa de Gobierno de «insertarse en el mundo» con el objeto de atraer inversiones.

Entre otros, logró que las empresas rusas participaran en una licitación para suministrar equipos para seis centrales hidroeléctricas de Argentina que el comercio ruso-argentino se eleve a 1.000 millones de dólares al año y que ambas naciones impulsen una negociación entre el Mercosur y la Unión Euroasiática.

Otros importantes acuerdo

Uno de los momentos más importante del G-20, era la cita entre los mandatarios de China, Xi Jinping, y Trump.

EEUU y China, primera y segunda economías del mundo, respectivamente, se han enzarzado en una guerra comercial a gran escala en los últimos meses.

En julio pasado, establecieron un arancel recíproco del 25 por ciento a productos por valor de 50.000 millones de dólares.

Desde el 24 de septiembre aplican una tarifa del 10 por ciento a las importaciones mutuas por 200.000 millones de dólares y, según las previsiones, el impuesto se elevará al 25 por ciento a partir de 2019.

En julio pasado, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con gravar mercancías chinas por 500.000 millones de dólares, prácticamente la totalidad de lo que EEUU importa de China.

Resultado de imagen para G-20 ARGENTINA

Pero, tras la conclusión del G-20, ambos mandatarios cenaron juntos y, tal como aspiraba el asiático, Trump accedió a posponer la nueva alza de aranceles a cambio del compromiso chino de hacer cambios estructurales en su economía relacionados con la transferencia forzada de tecnologías, la protección de la propiedad intelectual, las barreras comerciales no aduaneras, las intrusiones cibernéticas y el robo cibernético, los servicios y la agricultura y un aumento chino a las compras de productos estadounidenses.

Otro que salió bien librado fue el cuestionado príncipe heredero del reino saudita Mohamed Bin Salman, acusado de haber ordenado el asesinato del periodista opositor, Jamal Khashoggi.

Bin Salman logró que se aprobara que su país acoja la Cumbre del G-20 del año 2020 e importantes acuerdos con Rusia en materia petrolera.

Y así concluyó la X Cumbre del G-20 para regocijo de sus organizadores.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba