Actualidad Internacional

Gira de Bush por Europa para sellar la reconciliación tras la ocupación de Irak

En su primer viaje al extranjero desde su relección en noviembre pasado, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, llegó esta noche a Bruselas para una gira de cuatro días por Europa destinada a sellar la reconciliación transatlántica, tras las diferencias por la invasión a Irak.

En un discurso que pronunciará el lunes, Bush instará a los europeos a aportar una «ayuda tangible política, económica y en materia de seguridad» al país árabe ocupado, y afirmará que «Estados Unidos respalda a una Europa fuerte porque necesitamos un socio sólido en la dura tarea de hacer avanzar la libertad en el mundo», según fragmentos difundidos con antelación por la Casa Blanca.

«Ningún debate temporal, ningún desacuerdo pasajero de nuestros gobiernos, ningún poder en la Tierra podrá dividirnos nunca», recalcará el mandatario.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en la noche en el aeropuerto de la capital belga, donde Bush y su esposa Laura fueron recibidos por el primer ministro Guy Verhofstadt.

Desde la mañana, Bruselas se convirtió en una fortaleza con calles, accesos y una estación de metro bloqueados para facilitar los traslados del visitante. El centro de la ciudad estará vigilado por 2 mil 500 policías y unos 250 agentes de los servicios secretos estadunidenses. Miles de funcionarios de la Comunidad Europea no podrán asistir a sus trabajos en la zona.

Una primera protesta en contra de la visita reunió en la tarde a un millar de manifestantes con carteles que decían «Bush no es bienvenido».

Una doble cumbre con los jefes de Estado y de gobierno de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y la Unión Europea será lo más destacado de la visita de Bush.

El presidente de Estados Unidos afirmó el viernes, en vísperas de su gira europea: «personalmente, no estoy resentido» porque algunos países europeos se opusieron a la invasión de Irak.

En entrevista concedida a la televisión belga, Bush incluso tuvo una postura más abierta sobre Irán, país al que acusa de querer dotarse de un arma atómica. Sin excluir la opción militar, aseguró que la diplomacia seguía siendo la «primera opción».

El objetivo principal de la gira de trabajo que comienza el lunes, sin embargo, será poner de relieve el acercamiento sobre Irak. Mañana, los cancilleres europeos deberían confirmar el compromiso de la UE en una misión de formación de magistrados, policías y guardias de prisión iraquíes.

Bush abandonará Bruselas el miércoles rumbo a Alemania, antes de viajar el jueves a Eslovaquia para una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin. Según analistas, son más significativos los lugares adonde Bush no irá que los que sí visitará. Por ejemplo París, el presidente Jacques Chirac deberá trasladarse a Bruselas para un encuentro. Tampoco irá a Londres, pero en este caso se considera que es más un favor al primer ministro Tony Blair, inmerso en la campaña electoral.

Bush objetó el reciente comentario del canciller federal alemán, Gerhard Schroeder, de que la OTAN ya no era el principal punto de reunión para el diálogo trasatlántico, y cuestionó el llamado de Chirac a una Europa unida que funcione como contrapeso frente a Estados Unidos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba