Actualidad InternacionalEspecial País

Gobierno de Trump da ultimátum para acabar con «la dictadura venezolana»

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, reiteró este viernes el completo apoyo de los Estados Unidos para la libertad de todos los venezolanos advirtiendo que llegó la hora de «terminar con la dictadura de Nicolás Maduro».

Pence, el segundo mayor poder político en los Estado Unidos, dejó claro que todas las opciones están sobre la mesa por lo que considera que para su propio bienestar, el presidente designado por el Tribunal Supremo de Justicia, Nicolás Maduro, no rete la determinación de la nación norteamericana especialmente la de Presidente Donald Trump por la libertad en Venezuela.

“Ya no hay tiempo para el diálogo, solo hay tiempo para la acción. El tiempo se está acabando para la dictadura Maduro, el tiempo de liberar a Venezuela ha llegado”, así lo dijo Mike Pence en una reunión ante exiliados venezolanos en la Iglesia Doral Jesus Worship Center en Miami.

El Vicepresidente de los Estados Unidos contó con la presencia además del Encargado de Negocios de Venezuela ante EEUU, Carlos Vecchio, los  Senadores Republicanos Marco Rubio y Rick Scott, y  el congresista Mario Díaz-Balart.

La voz gubernamental norteamericana se escuchó dentro de una Iglesia evocando el simbolismo de la autoridad moral en las decisiones y en apoyo a la lucha en contra el régimen Chavista y de reconocimiento a Juan Guaidó, presidente interino del país suramericano.

“Por décadas Cuba ha creado aliados en todo el hemisferio, son los reyes operadores del socialismo. Es tiempo de liberar Venezuela, a Cuba, a Nicaragua”, dijo Mike Pence.

Estamos con ustedes hasta que la democracia sea reestablecida- agregó Pence – si van a la calle no tengan miedo, estamos con ustedes, quédense firmes y verán lo que Dios va a entregarles. Tengan fe en la fuerza del pueblo venezolano y en la generosidad de la gente americana. Vamos con ustedes y vayan con Dios.

El petróleo Venezuela es de los venezolanos

Tradicionalmente  las relaciones comerciales entre Estados Unidos y Venezuela han prevalecido especialmente por los vínculos del petróleo,  toda vez, que los Estados Unidos es uno de los mayores consumidores de petróleo venezolano.

La presión del gobierno norteamericano en contra de Nicolás Maduro ha llevado a severas sanciones económicas en el área de hidrocarburos.

El Departamento del Tesoro de EE UU anunció que las compañías no estadounidenses que adquieren petróleo a Venezuela a través del sistema financiero de EE.UU. o agentes de este país tienen hasta el 28 de abril para poner fin a sus compras.

Asimismo, los ciudadanos de EE.UU. trabajando para empresas no estadounidenses fuera del país y Venezuela tienen hasta el 29 de marzo para llevar “a cabo ciertas transacciones de mantenimiento o repliegue”.

La nota del Tesoro se produce tras las sanciones impuestas a la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, por parte de Washington, que supone un embargo de facto a las exportaciones petroleras a EE.UU.

Como consecuencia de las sanciones quedan confiscados los ingresos que se obtengan de las ventas de crudo venezolano a EE.UU., que serán apartadas a un fideicomiso gestionado por Juan Guaidó, el juramentado presidente interino de Venezuela y a quien Washington ha reconocido como mandatario legítimo del país.

“El petróleo Venezolano le pertenece al pueblo de Venezuela” les recordó Mike Pence al gobierno de Nicolás Maduro.

La línea dura de la política norteamericana fue clara y unísona

El senador de la Florida, Marco Rubio, envió un mensaje para todos aquellos países y compañías que hacen negocios en Venezuela: “Van a enfrentar sanciones si permiten a Nicolás Maduro seguir robando el oro que le pertenece a los Venezolanos”, dijo.

Pero aún con su advertencia, Rubio llamó a toda la comunidad internacional y le dio la bienvenida a reconocer la libertad en Venezuela y al Presidente Juan Guaidó.

Después de 20 años de espera de una solución para el pueblo venezolano, Rubio reiteró el mensaje de apoyo recordando a los Venezolanos que no están solos, que “el mundo entero los mira y que el mundo entero celebrará  su libertad”.

Desde el inicio del gobierno del Presidente Trump, Rubio ha sido la cara y la esperanza para muchos venezolanos de la diáspora.

La fuerza política norteamericana toma muy en cuenta la influencia de venezolanos en el estado de la Florida, donde se concentran una considerable población de exiliados y quienes se han unido en simpatía y apoyo con el poder cubano anticastrista, en contra de la dictadura venezolana y de su brazo derecho, la dictadura cubana.

La mayor comunidad de expatriados exiliados se encuentran en la ciudad de Miami, la fuerza para el voto latino en un estado clave que debate históricamente las definitivas electorales.

Por su parte, el congresista republicano cubano Mario Díaz Balart, hizo mención al plazo de 90 días propuesto por la Unión Europea, descartando cualquier posibilidad de diálogo: “¡dialogar para perder tiempo, para darle oxígeno! Eso, es inaceptable, esa negociación se ha hecho en el pasado y ahora la única negociación es cuando se va el Sr. Maduro y su grupo de terroristas”.

Venezuela para dar paso a la libertad Maduro debe salir

El embajador de Venezuela en los Estados Unidos, Carlos Vecchio, hizo un llamado a la Fuerzas Armadas Venezolanas para que se unan a la lucha con el pueblo venezolano y que dejen entrar la ayuda humanitaria ofrecida por los Estados Unidos.

“O están con el dictador o están al lado del pueblo para que puedan recibir comida y medicinas, para que sus propios familiares se  beneficien de esta ayuda”, enfatizó Vecchio.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba