Actualidad Internacional

Gobierno y oposición buscan solución a la crisis boliviana

Un encuentro político entre el gobierno y la oposición de Bolivia, encabezado por el presidente Evo Morales, quien ayer firmó los contratos con 44 petroleras, intentaba a partir de ayer dar fin a la crisis provocada por pugnas por el control de la Asamblea Constituyente, que debe redactar la nueva Carta Magna.

El acercamiento estaba sin embargo en riesgo debido a discrepancias entre los bandos, que difieren acerca de la sede de la misma, convocada por el Ejecutivo en la ciudad de Sucre (sudeste), donde están concentrados cientos de indígenas leales a Morales. La oposición prefiere una ciudad neutral, como Cochabamba.

En el límite de una situación peligrosa, el gobierno despliega su capacidad negociadora para establecer una salida a la resistencia civil »pacífica y democrática» contra sus decisiones impulsada por la oposición, que ha puesto en una encrucijada a Morales por la aprobación de un mecanismo de votación para la nueva Carta Magna.

La oposición plantea que el Gobierno acepte que la Constituyente apruebe decisiones por mayoría de dos tercios (170 de 255 votos) y no con mayoría de mitad más uno (50%+1) como ya aprobó el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), que ostenta un 51 por ciento en el órgano deliberante.

Morales, quien ayer promulgó una ley por la que el Estado recupera sus ricos yacimientos de hidrocarburos, pidió la participación en la cita de los representantes de los movimientos sociales, porque considera que su lucha fue fundamental para la convocatoria de la Constituyente.

Los comités cívicos rechazan la presencia de esos grupos y prefiere la participación de reducidas delegaciones del gobierno, de la Asamblea Constituyente y de ellos mismos, prescindentes de gobernadores y movimientos sociales.

Germán Antelo, presidente del comité cívico de Santa Cruz, el departamento más rico y pujante del país y articulador de la oposición a las reformas que impulsa Morales, ratificó esa solicitud horas antes del encuentro.

La cita ocurrirá en momentos en que unas 450 personas realizan una huelga de hambre en favor de los dos tercios de voto y luego de que un grupo de activistas ligados a Podemos, el principal partido de oposición, realizara vigilias en la Paz y abriera un cuaderno de adhesiones.

Antelo había fracasado el viernes en su convocatoria a una huelga regional de ocho regiones, de las cuales sólo acataron la medida Santa Cruz, Beni y Tarija.

A contrapelo de las reticencias de Santa Cruz, la delegación de Cochabamba aceptó asistir a la reunión de Sucre »a pesar de las circunstancias adversas», según el vicepresidente del comité cívico de esa región, Javier Bellot.

La agenda del eventual encuentro considera la revisión del mecanismo de aprobación de una nueva Constitución por consenso y el congelamiento de la propuesta gubernamental para remover a prefectos (gobernadores) mediante censuras en el Congreso.

Por medio de uno de sus más prominentes constituyentes, Roberto Aguilar, el MAS dijo que no negociará su mayoría en la Asamblea.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba