Actualidad Internacional

Gobierno y oposición proclives a dialogar en Venezuela

El reconocimiento por parte de la oposición del legítimo triunfo electoral del presidente Hugo Chávez parece haber abierto la posibilidad de un diálogo sobre el futuro de Venezuela, después de años de desencuentros políticos.

Al menos, esa es la primera interpretación que se da a las palabras que tanto Chávez como el derrotado candidato opositor Manuel Rosales, ofrecieron al país como conclusión de la jornada electoral del domingo.

«Mi reconocimiento… (es) la primera vez que reconocen una victoria nuestra», dijo Chávez en una rueda de prensa el martes en la que también aseguró que aceptará propuestas de la oposición para la eventual reforma constitucional que se propone llevar a cabo.

«Siempre estaré abierto al diálogo pero sin condiciones, sin chantaje y sobre todo jamás me moveré de mis principios», agregó el líder reelecto.

Poco después, en otra rueda de prensa, Rosales envió un mensaje a Chávez para que se respeten las diferencias. «Ojalá, digo yo también, que no sean sólo palabras y que él también tome en cuenta las propuestas que otros hacemos», indicó.

Pero esta no es la primera vez que Chávez se muestra abierto a dialogar, por eso quedan las dudas de cuánto durará el verbo conciliatorio en medio de los encendidos discursos del mandatario y de la oposición.

«Eso es un ritual, todo el que gana elecciones invita al diálogo. Es lo que se dice, en todos los gobiernos del mundo y hay un período de tranquilidad», aseguró Fausto Masó, analista político y columnista.

Para Masó lo sorprendente no es el tono conciliatorio de Chávez, sino el llamado al diálogo de Rosales, quien se enfrenta con ello a sectores radicales dentro de la oposición.

«Evidentemente es un diálogo mentiroso», agregó el analista en conversación telefónica con la AP, explicando que esa «falsedad» en los ofrecimientos se debe tanto a que Chávez «tiene demasiado poder» y no necesitaría comprometerse, mientras su contraparte carece de fichas para presionar por una negociación.

En el historial de conflictivas relaciones entre ambos bandos, los opositores retiraron sus candidatos a las elecciones legislativas de diciembre de 2005. En consecuencia, la Asamblea Nacional quedó en manos del oficialismo.

Esta decisión agregó más leña al fuego del conflicto entre Chávez y una oposición a la que sistemáticamente ha calificado de «golpista», desde el fallido golpe de Estado de abril de 2002, luego del cual una mesa de diálogo entre ambos sectores no logró mejorar las relaciones.

Luego de protagonizar una huelga indefinida y un paro petrolero a finales de 2002 y hasta principios de 2003, la oposición también desconoció los resultados del referéndum revocatorio celebrado en agosto de 2004 –en el que se ratificó el mandato de Chávez– y alegó un fraude que no se pudo comprobar.

«¿Qué es lo que hace posible replantear la política en términos civilizados? Que Chávez ganó y hubo una oposición que dijo ‘usted ganó’… por lo tanto, no puede seguir insultándola y agrediéndola», sostuvo Teodoro Petkoff, asesor de la campaña de Rosales y ex candidato presidencial.

Para Petkoff es fundamental discutir los planes del gobierno. «Hasta ahora, el socialismo del siglo XXI no es más que un slogan, Chávez no nos ha definido que hay dentro de esto… empecemos a discutir de una manera que podamos oírnos», dijo Petkoff el miércoles en una entrevista al canal Venevisión.

«Se ha abierto una posibilidad de que este país recupere lo que fue una nota distintiva en su vida política a lo largo de medio siglo», es decir, el diálogo entre diversas fuerzas políticas. Pero claro, agregó, «hay caracteres (personalidades) que les impide sostener en el tiempo lo que dijeron en un momento dado».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba