Actualidad Internacional

Grupo de Lima crea mecanismo para investigar al entorno de Maduro por corrupción

Tres decisiones tomó el Grupo de Lima con respecto a Venezuela este martes en Buenos Aires, Argentina. La creación de una oficina para la investigación de familiares y testaferros de la dictadura por vínculos con narcotráfico, corrupción y crimen por parte de funcionarios y familiares de Nicolás Maduro fue la primera de ellas.

Además, los representantes diplomáticos que conforman el organismo latinoamericano decidieron remitir el informe de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, sobre Venezuela a la oficina de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional.

La tercera decisión fue rechazar al Foro de Sao Paulo que desde este 23 de julio se encuentra reunido en Caracas para brindar apoyo a Maduro y su Gobierno en medio de una negociación en Barbados, tensiones políticas y la decisión de la Asamblea Nacional de reincorporar al país al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR).

Luego de una jornada que se extendió por al menos cinco horas, el representante de Venezuela ante el Grupo de Lima y diputado de la Asamblea Nacional, Julio Borges, hizo el anuncio. Durante la mañana los cancilleres discutieron los asuntos propuestos e incluso escucharon a Juan Guaidó, presidente en cargado del país a través de una videollamada.

En el debate los ministros de Exteriores de los países que integran el Grupo de Lima reiteraron su condena al «régimen ilegítimo y dictatorial» de Nicolás Maduro y defendieron su compromiso con que la solución a la crisis de ese país llegue por la «vía pacífica».

«Siempre el uso de la fuerza será un recurso que quedará para el momento que corresponda», expresó el canciller argentino, Jorge Faurie, en declaraciones a la prensa tras celebrarse en Buenos Aires la decimoquinta reunión del grupo, en la que se volvió a defender la labor del líder del Parlamento nacional.

Mientras esto ocurría se conoció que Estados Unidos envió a Maduro un mensaje en el que le anunció que le queda un «corto plazo» para dejar el poder, pero Faurie aseguró que el asunto «no formó parte» de las conversaciones en la capital argentina, al tiempo que ratificó que están «comprometidos» con alcanzar una solución por «la vía pacifica».

 

«Maduro, dictador»

La reunión de Argentina fue abierta por Juan Guaidó quien dirigió palabras de agradecimiento a los miembros del Grupo de Lima y al resto de los países que se han solidarizado por la crisis humanitaria que afecta a los venezolanos.

«En este momento, mientras hablamos, hay un nuevo apagón nacional que se inició ayer (lunes 22 de julio) a las 4 de la tarde«, que dejó a oscuras a todo el país hasta la madrugada de este martes y que según refirió «todavía hay 14 estados sin energía eléctrica».

En medio de una conexión inestable, que finalmente se perdió por problemas técnicos, Guaidó tuvo tiempo para agradecer a los cancilleres la labor de sus países acogiendo a refugiados venezolanos y referirse al Gobierno de Nicolás Maduro.

«Ya no hay ningún tipo de eufemismo para hacer referencia a Maduro, sino dictador, una dictadura que viola los derechos humanos», afirmó.

Más sanciones

Durante la reunión realizada este martes intervino Julio Borges, diputado a  la AN y representante del presidente encargado Guaidó, quien solicitó en su nombre más sanciones financieras y diplomáticas para funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro que estén involucrados en la violación de derechos humanos y en actos de corrupción contra la Nación venezolana.

Hay que «aumentar la presión financiera y diplomática, dirigidas a quienes han saqueado la riqueza de la nación provocando la grave crisis humanitaria (…) hay que aplicar sanciones financieras y diplomáticas a los violadores de los derechos humanos» de los venezolanos, situación que calificó de política de Estado.

Borges apoyó sus afirmaciones en los resultados del informe sobre derechos humanos presentado por la alta comisionada de las Naciones Unidas para este asunto Michelle Bachelet y en ese sentido pidió aumentar la presión contra Maduro y sus funcionarios.

Eliott Abrams, enviado especial de Estados Unidos para la situación de Venezuela, también participó en la reunión y afirmó que «con Maduro en el poder son imposibles unas elecciones libres». En ese sentido apuntó que «continuaremos apoyando» a la AN y «observamos con mucha atención y preocupación las denuncias de tortura» que presentó Bachelet en su informe reciente.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba