ActualidadActualidad Internacional

Guía imprescindible para seguir el debate entre Trump y Clinton

Existen diez claves para entender la importancia del primero de los tres cara a cara entre los candidatos a la presidencia. El debate de este lunes en Nueva York será el primero de tres entre Hillary Clinton y Donald Trump .

De acuerdo con Paula Lugones, periodista del diario El Clarín, este es el decálogo para analizar la discusión entre ambos potenciales presidentes.

1. El primero de los tres debates
El de esta noche es el primero de tres debates antes de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. Es en la sede de la Universidad Hosfra, a una hora de Nueva York. El segundo será el 5 de octubre en St Louis (Missouri) y el tercero el 19 de octubre en Las Vegas (Nevada).

2. El debate es uno de los eventos políticos más esperados en Estados Unidos
Es uno de los acontecimientos más relevantes de la carrera por la Casa Blanca, a seis semanas de las elecciones. Se estima que el de esta noche será el más importante porque es la primera vez que ambos debatirán cara a cara. Podría batir récords de audiencia y se calcula que 100 millones de espectadores verían el encuentro.

3. Dos protagonistas con mala imagen
Por un lado, Hillary Clinton, de 68 años, ex primera dama, ex senadora y ex secretaria de Estado, es la primera mujer que es candidata a la Casa Blanca y quizás la más experimentada aspirante que se recuerde. Por el otro, Donald Trump, de 70 años, magnate y empresario inmobiliario sin experiencia política, nunca ha ocupado un cargo público y es la primera vez que esto sucede en la carrera presidencial de Estados Unidos. Además, ambos candidatos tienen fuerte imagen negativa.

4. El primer cara a cara
Hillary tiene amplia experiencia en debates y ha sorteado más de 20 en su carrera. Es la primera vez que Trump se enfrenta solo contra una persona ya que en la interna republicana tuvo que hacerlo con varios precandidatos.

Hillary Clinton con un 46 %, 14 puntos porcentuales por encima del magnate neoyorquino Donal Trump lidera el estado de Colorado/ Foto: Archivo
Los expertos consideran clave el primer debate de los tres previstos, ya que marcará la narrativa de las últimas semanas de campaña de cara a las elecciones del 8 de noviembre.

5. Los temas clave
​El debate durará 90 minutos, divididos en 6 segmentos de 15, sin publicidad. Girará en torno de tres temas: el rumbo de Estados Unidos, la prosperidad y la seguridad. Será moderado por Lester Holt, conductor del noticiero de la cadena NBC.

6. El impacto en las encuestas
El debate es clave porque están muy reñidos en las encuestas y les ofrece la oportunidad de hacer una diferencia. Están prácticamente empatados a nivel de voto popular. Ambos rondan el 46% de la intención de votos. Sin embargo, hoy hay una leve ventaja para Trump, de acuerdo al complejo sistema electoral estadounidense. Según las encuestas estado por estado, el magnate va unos puntos por delante en lugares clave como Florida y Ohio, lo que pueden inclinar la balanza en el colegio electoral. Recordemos qué pasó con Al Gore en el año 2000: ganó el voto popular, pero perdió las elecciones porque perdió ajustadamente en Florida y todos los votos de ese estado fueron para George W Bush.

casa-blanca-eeuu

7. Los candidatos y sus votantes
​Hillary tiene su base más grande de votantes entre las mujeres, los hispanos y los afroamericanos. También entre los sectores más educados. Trump, sobre todo, tiene el apoyo de los trabajadores blancos de clase media y baja, que no ven los resultados de la recuperación económica y estan hartos de los políticos tradicionales.

8. Dos estilos de comunicación muy diferentes
En el debate, Hillary tiene el desafío de mostrarse en buen estado de salud (hace poco sufrió neumonía y se dispararon los rumores al respecto) y a la vez tiene que convencer al electorado de que es una persona confiable y creíble, ya que Trump la tilda de “mentirosa” y “corrupta”. Debe intentar azuzar a Trump para que pierda los estribos y se muestre poco presidenciable. Pero ella no debe resultar “aburrida” ni “profesoral” en la explicaciones de los temas para no ser tan contrastante con el carismático Trump. Él tranquilamente podría contestar: “Hillary, me estas aburriendo con tus argumentos”, algo que la audiencia anti-sistema probablemente festejaría. Ya lo hizo en la interna con Jeb Bush, al que le dijo que tenía “baja energía” y lo descolocó.

9. La personalidad es clave
Ante un Estados Unidos que evidentemente está cansado de políticos tradicionales, Trump intentará mostrar a Hillary como parte del establishment y como alguien que no romperá con los vicios de Washington. La principal debilidad del magnate es su carácter explosivo e impredecible, por eso deberá contener los embates de Hillary y mostrarse “presidencial”. Tampoco debe ser muy agresivo con ella porque pierde votos de los indecisos con su estilo maleducado. Debe intentar hilvanar con coherencia sus propuestas, aunque tiene la ventaja de que nadie espera mucho de él en ese sentido.

10. Imagen pública
Ambos deben evitar errores fuera de libreto, como le sucedió a Richard Nixon cuando sudó frente a un lozano John Kennedy, o a George HW. Bush, cuando miró impaciente su reloj y eso selló su suerte ante Bill Clinton.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba