ActualidadActualidad InternacionalDestacado

Hamas e Israel se arriesgan a una confrontación

Desde el inicio de los combates, murieron según fuentes palestinas 105 personas, 60 de ellas civiles y 23 niños, mientras 700 resultaron heridas. Netanyahu conversó con el presidente estadounidense, Barack Obama.

La debilidad política de los islamista de Hamas y la falta de una mediación eficaz ante el objetivo de Israel de destruir la capacidad militar de este movimiento, amenazan con extender la actual confrontación militar que ha cobrado la vida de más de 100 palestinos en Gaza.

Mientras que una operación terrestre en esa zona luce como la última carta del Gobierno israelí, es posible que sus militares se vean forzados a lanzar ataques aéreos, como ya han advertido, mientras Hamas busca infligir bajas en sus filas usando escudos humanos para armarse políticamente.

En el cuarto día de ofensiva israelí, la Fuerza Aérea propinó ataques masivos contra objetivos en la Franja de Gaza. Desde el inicio de los combates, murieron según fuentes palestinas 105 personas, 60 de ellas civiles y 23 niños, mientras 700 resultaron heridas, citó DPA.

En tanto, militantes en Gaza lanzaron una intensa andanada de cohetes contra el sur y el centro de Israel el viernes y dijeron que apenas habían hecho mella en su arsenal de cohetes acumulados en los últimos años tras la tregua de 2012, reseñaba The New York Times.

Hamas tiene un arsenal de hasta 10.000 cohetes, con una infraestructura de ataque dispersa en poblados civiles en Gaza, explicaba Roni Kaplan, portavoz de las Fuerzas de Defensa israelíes a El Universal.

El premier israelí, Benjamín Netanyahu, manifestó ayer que «no descartamos ninguna opción», sin dejar claro si Israel ampliará en los próximos días sus ataques aéreos contra las milicias de Hamas a una ofensiva terrestre.

En este caso, según medios israelíes quedaría decidir la naturaleza, la fecha y la duración de la misma, aunque expertos creen que será a blancos puntuales y limitados.

Diálogos sin vista clara

Netanyahu conversó con el presidente estadounidense, Barack Obama, quien le expresó su temor a una escalada de la violencia en Medio Oriente y ofreció su mediación.

Estados Unidos está dispuesto a «facilitar un cese de las hostilidades, incluida una vuelta al acuerdo de alto el fuego de noviembre de 2012», añadió la Casa Blanca en su comunicado.

Ese acuerdo fue impulsado por EEUU y Egipto, y llegó tras ocho días de fuego cruzado entre israelíes y Hamas.

Alcanzar una tregua que frene el derramamiento de sangre en ambos frentes, y los temores a una guerra prolongada con yihadistas a las puertas de Israel, Irak bajo un pseudo control de fundamentalistas y Siria con un gobierno sin control, es ahora más arriesgado.

«Hamas se enfrenta a una crisis económica y política sin precedentes. El Gobierno egipcio lo ve como un enemigo, y no luce capaz de impulsar una mediación, por lo que demostrar resistencia a la presión israelí es una estrategia para relegitimarse», explicaba Michael Herzog, experto en conflictos armados del Instituto Washington.

En este caso «de ejecutarse una operación militar, dada la profunda crisis que enfrenta Hamas y la presión de Egipto en la frontera, podría ser muy difícil para ellos reconstruirse continuación» y sería una muerte clara, matizaba Herzog.

Una conquista de Gaza ahora, seguida de una operación para limpiar infraestructura militar de Hamas, resultaría costosa en vidas humanas en ambos bandos, y desviaría la atención de otras amenazas de terrorismo regional, que podría envalentonarlos, concluye.

(Crédito imagen LaVanguardia.com)

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar